Que alguien lo explique

0
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/jrdp

Recientemente nos hemos enterado del caso de que una jueza le concedió la prisión domiciliaria con tobillera electrónica a un narcotraficante “pesado”, que según se supo había sido capturado cuando vestido de médico, trasladaba en una ambulancia camuflada, varias toneladas de droga.

Tal como ha trascendido pareciera una barbaridad la decisión de una magistrada, que entendió que no estaba siendo atendido adecuadamente de una dolencia renal en prisión, donde la condena respectiva había determinado que debía estar más de cuatro años.

Lo primero que hizo el ex recluso ya en prisión domiciliaria fue romper la tobillera y fugarse. Al momento de escribir estas líneas trascendió que quien estaba muy molesto con la decisión de la magistrada era el propio ministro del Interior, quien consideraba que en prisión se tienen todos los elementos necesarios para ofrecerle a los reclusos el tratamiento adecuado. Además la fiscalía correspondiente se oponía a la medida mencionada.

Tan convencido estaba el Ministro del Interior, Luis Alberto Heber, que no descartaba la posibilidad de recurrir al presidente de la Suprema Corte de Justicia para informarle de lo sucedido.

Reiteramos que no conocemos los pormenores del caso, tampoco sabemos que contactos tiene fuera de cárcel, pero tal como ha trascendido todo indica que aquí hay otros aspectos a investigar.

¿Quién certificó la dolencia? ¿Quién sostuvo que no se le brindaba el tratamiento adecuado? Todos aspectos importantes que deben ser investigados, conocidos y verificados como corresponde si queremos hacerlo con seriedad.

Obviamente que nadie quiere un enfrentamiento de poderes, pero esto no debe ser obstáculo para denunciar lo que se considera una anomalía y evitar que esto siga ocurriendo.

La independencia del Poder Judicial ha sido y es uno de los más caros valores de nuestra democracia, pero asegurémonos que estamos blindándola para que no se “contamine” como lamentablemente ha sucede en otros países de Latinoamérica.

Cuando sostenemos que el país está en la ruta de narcotráfico y sería un error garrafal sostener lo contrario, es porque suceden hechos como el que hoy nos ocupa, sin que nadie los explique.

Cuando se sostiene que todo está en orden, pero no se reconocen los vicios y defectos existentes, es difícil llegar a una solución verdadera.

Esperemos que no sea nuestro caso.

A.R.D.

¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/jrdp