EMILIO GANCEDO

Pantallazo Hortícola

0
130
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/rglm

Cinco AFIDIs sorteados para importar ajo de China; más seis, “otorgados a dedo” por el MGAP.

Desde la redacción del diario El Pueblo continuamos en el tiempo con la investigación desde el año pasado, a partir del 31 de marzo, sobre estos manejos discrecionales, indebidos, sin sustento legal de las importaciones de frutas y verduras por parte de las autoridades gubernamentales del sector; y, otras cosas. 

Días pasados, el viernes 31 de mayo, en dependencias del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, en Pena y Avda. Sayago, se llevó adelante el sorteo de cinco AFIDIs para importar ajo de China.

Al momento de realizar el sorteo con unas doscientas empresas alistadas, según nos relatan fuentes, las mismas habían sido controladas, entre otras cosas, en su situación tributaria, BPS, DGI, BSE, antigüedad en el rubro, etc., etc. Una de las que salió sorteada esta clausurada. 

Un sorteo con un sistema electrónico de software desconocido, uno cualquiera que puede encontrar y ajustar en la web. Sin embargo para garantía del mismo, el sorteo, según nos decían, fue en presencia de un escribano público.

Se indicaron un total de 10 AFIDIs a otorgar cuando se anunció. Faltan los cinco restantes. No hay información oficial al respecto.

Pero en la UAM, que en algunas cosas sigue siendo el Mercado Modelo, por ejemplo en lo que a información oficiosa se refiere, es siempre lo mismo. Al final el ajo va a venir para ahí; y, ya se sabe quiénes fueron los privilegiados beneficiarios.

Como una de las empresas sorteadas vino fallada, paso los controles administrativos pero esta inoperativa, clausurada, hace que el reparto de los restantes pueda ser más generoso. Un beneficiario de los ¨a dedo¨ quedo con dos AFIDIs.

Ahora se está en pleno trámite de compra-venta de los AFIDIs. Porque para traer ajos de China hay que tener en la mano $u1.000.000 (un millón de pesos) para arrancar el negocio. Pagar los tributos, IVA, etc., por adelantado, señar el viaje con el proveedor para cargar, etc., etc. Luego hay que esperar a que llegue; y, pagar el saldo al proveedor, el flete marítimo y los gastos de servicios de despacho, otro millón y tantos más. Y recién ahí, salir a venderlo, para rescatar la inversión. 

No son frecuentes los productores que disponen de ese capital para ese tipo de emprendimientos. Entonces venden el documento, el AFIDI, a un importador o a un productor importador, generalmente.

Para tener una idea del volumen en dinero de sacar esa Tómbola en el sorteo; sin que su empresa tenga el capital para la operación. O, formar un grupo ocasional de productores de ajo (¨club de amigos¨ cómo los llamo el Senador Botana en su momento) y solicitar ser considerado en el reparto ¨a dedo¨. Por ejemplo, el viernes un importador le ofrecía a una de las empresas sorteadas, que no tiene el dinero para traer la mercadería, U$S32.000 por el AFIDI. El ofertante negociaba, porque el beneficiario del AFIDI aspiraba un poco más, debía llegar a los U$S35.000 para pasárselo. Algo que deberán liquidar en breve porque hay que embarcar en China, medio rápido; el viaje es largo.

En esta breve descripción del proceso de no dejar que falte oferta de ajos a la población; y, a un precio razonable; y, en ausencia de justificativo legal alguno que ampare esa discrecionalidad, que en los hechos hace que sea un procedimiento ilegal por parte de las autoridades. Encima de ello, toda esa tranza de un ¨mercado negro¨ de AFIDIs, ¨autorizaciones fitosanitarias de importación¨, gestado a partir de un Ministerio del gobierno de la República, es cuando menos dantesco. 

Y como si fuera poco, si fuese esta la excepción, una única vez, bien. Pero no, es en reiteración real. 

Desde el escándalo del año pasado, con las zanahorias, las papas, los ajos, y otros; los oligopolios,  el monopolio, denuncias del director general por incumplimiento de sus deberes y obligaciones fundamentales como funcionario público en la fiscalía del Ministerio Publico, etc., etc., en un suma y sigue del mismo atropello, el mismo modus operandi, sostenido en el tiempo en un proceder arbitrario, caprichoso, ilegal y en franca oposición a las normas constitucionales vigentes; dañino para la producción, para el comercio, dañino para los consumidores que pagan toda esa cadena de irregularidades; y, con una aterradora impunidad que parece no tener fin. Así van las cosas.

Mercado. Ahora, informamos sobre la comercialización, desde los informes de Precios Mayoristas de la Unidad Agroalimentaria Metropolitana, a saber:

Jueves, 6 de Junio del 2024: La actividad de la jornada se presentó con similares condiciones de venta y afluencia de compradores que en el arranque de la semana. Las precipitaciones de las últimas horas afectaron las ventas en el sector minorista. Se registraron descensos en los valores de referencia de zanahoria, cebolla, morrones, tomates, zapallito, zucchini, banana, caqui, manzanas y lechugas. Se verificaron incrementos significativos en las cotizaciones de calabacín, pepino, repollo Colorado, perejil, choclo, albahaca y mandarina común.

Informe Semanal de Precios e Ingresos al Mercado Modelo.

Semana del 1 al 7 de Junio del 2024

Se incrementa paulatinamente la oferta de hortalizas de fruto 

La mejora de las condiciones permite que lentamente los cultivos fructifiquen y maduren en mejor medida, especialmente en el litoral norte del país.

Hortalizas de fruto: la oferta esta semana comenzó a mostrar una tendencia al alza a medida que los días mejoran en el litoral norte en cuanto a temperatura y luminosidad. Estas condiciones climáticas favorables se traducen en una mejora en los niveles de madurez. En tomate y morrones – principalmente – aumentó significativamente la oferta que repercutió en un descenso notorio de sus precios. A su vez, en el caso de tomate, ingresaron partidas importadas de Chile y Brasil, para complementar la oferta y generar una visible mejoría en la calidad de las partidas en cuanto al estado de madurez. En berenjena, zapallito y zucchini también se verificó una tendencia a la baja en sus precios. En pepino, no obstante, la oferta fue disminuyendo a medida que avanzó la semana y con el anuncio de un incremento de las temperaturas el interés por este producto fue mayor, lo que incrementó su demanda y provocó una nueva alza en sus precios. 

Frutilla: esta semana sus precios manifestaron una tendencia a la baja debido al incremento de la oferta, aunque producto de la alta humedad ambiente, en algunas partidas se produjeron problemas asociados a podredumbres severas. Esto ocasionó una notoria dispersión de precios entre las dispares calidades ofertadas.

¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
+1
1
+1
0
+1
0
+1
2
+1
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/rglm