Lucía Minutti, candidata a Diputada por la Lista 40 del Partido Nacional

0
134
Ps. Lucía Minutti
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/vozd

“El no tener trabajo es estar a expensas de lo que alguien te dé… Nací en un hogar con valores políticos, lo que significa que la acción política para mí es servicio, representar a los intereses de las personas, es honestidad, transparencia, trabajo en cada lugar en el que uno esté”

Lucía Minutti

Lucía Minutti es candidata a Diputada por Espacio País, Lista 40 “la lista amarilla de Javier García”, como ella la define, que además acompañan la precandidatura presidencial de Álvaro Delgado por el Partido Nacional. Es frontal, honesta, dice lo que piensa, es trabajadora y una militante de toda la vida por su Partido Nacional. En diálogo con EL PUEBLO, conversamos sobre los principales temas que le preocupan.

– ¿Podría decirse que nació con la política en la sangre, entre su padre y su tío, los dos últimos Intendentes blancos de Salto?

– Nací en un hogar con valores políticos, lo que significa que la acción política para mí es servicio, representar a los intereses de las personas, es honestidad, transparencia, trabajo en cada lugar en el que uno esté. Uno no tiene que sentarse a esperar a que le den soluciones, no, también uno tiene que aportar lo mejor de uno, lo que uno es, lo que uno hace, lo que uno tiene, lo mejor de su intelecto y de su acción a ese lugar en donde vive.

Trabajo en política prácticamente desde que nací. En plena dictadura era adolescente y ya trabajaba en política. Nací trabajando en el Partido Nacional en los gremios estudiantiles, ahí conocí a Javier (García), a Botana, a Pablo Iturralde, a Gandini, a una cantidad de personas, incluso de otros partidos políticos porque en ese momento los que militábamos teníamos como valor supremo el volver a la democracia, el volver al respeto por las garantías de nuestros derechos, por las libertades. Por lo cual, nuestro objetivo y nuestra acción era la libertad.

Y ahora justo el 16 de junio se conmemoran 40 años de la vuelta al país de Wilson, que lo meten preso en el propio puerto de Montevideo, y ahí estábamos todos porque hay una máxima que Wilson siempre decía, que podré estar totalmente en desacuerdo con lo que tú opines, pero haré todo para defender tu derecho a expresarte y a pelear por lo que crees. Esa máxima, a quienes estuvimos en esas épocas donde no había libertad y en cambio lo que había en demasía eran obstáculos, persecución, miedos. Y esto lo traigo ahora a colación porque en esta nueva modalidad de campaña, no podemos olvidarnos lo que vivimos, no podemos olvidar de que más allá de la lucha que tenemos en cada partido, hay un valor que es supremo, nuestro respeto a las garantías de nuestros derechos individuales como el derecho de expresión, al fortalecimiento de los partidos políticos, más allá que pueda estar diametralmente en contra de algunas expresiones de otros partidos políticos. No podemos bastardear toda la política, no es todo lo mismo, no da todo igual, porque si no, ¿qué nos queda? Las personas me conocen, hace muchísimos años que trabajo, soy una militante política pero también soy una psicóloga de profesión que se ha desempeñado en diferentes áreas, social, comunitaria. Siempre defendí las causas y derechos de las personas, que es lo mínimo para que este país pueda desarrollarse. Este país no se puede desarrollar si queda gente atrás.

– Los números indican que el país ha crecido económicamente, incluso durante la pandemia, pero a la par también ha crecido la pobreza, y en particular la pobreza infantil, ¿cómo puede explicar esa particularidad?

– No podemos olvidar que veníamos en crecimiento de pobreza, veníamos en baja en niveles de empleo. Creo que hay dos políticas sociales que son muy importantes siempre, que son la educación y el trabajo que genera riqueza a nivel de las familias y un mejoramiento en las condiciones de vida. El no tener trabajo es estar a expensas de lo que alguien te dé. Cuando tienes trabajo, tenés decisiones, si no estás preso de lo que alguien te dé. Entonces, el trabajo es ante todo dignidad de la persona, el trabajo es decir, yo decido, yo elijo. No es que tengo que estar dependiendo exclusivamente de lo que otro me dé. El trabajo no solo como nivel de ingreso, el trabajo también como dignidad. Familias enteras que durante mucho tiempo han tenido por ingreso la asistencia social, eso no está bien. El país tiene que generar oportunidades y dar herramientas para esas personas.

– Me permito citar una frase que dijo Wilson que hace días me anda dando vueltas, “si no somos capaces de asegurarles una vida digna y decorosa a tres millones de orientales, lo dije antes y lo repito hoy, somos unos criminales”.

– Bien, es así. ¿Y cuál es el modelo? ¿Darle el dinero a las personas? Bueno, una parte sí, y estoy de acuerdo, es más se ha mejorado enormemente en este gobierno. Se otorgó el Bono Crianza. Es decir, yo estoy a favor de eso, pero también no puede ser que en el correr del tiempo las familias no tengan otra herramienta que el de las transferencias estatales.

– Pero hay gente de su partido que sostiene que ese tipo de asistencialismo provoca vagos.

– No sé lo que dicen los compañeros del partido, si sé lo que opino yo. El Estado de alguna manera debe acercar oportunidades. Me queda la frase del discurso que hizo el Presidente Lacalle Pou en Argentina, que dijo que no todo el mundo tiene libertad cuando no tiene las mismas oportunidades. Entonces, el Estado debe acercar oportunidades, pero no dejar presa a la persona exclusivamente de dádivas del Estado. O sea, ese no es el modelo. El modelo tiene que ser a medida, que tú vas generando como el Bono Crianza, las asignaciones familiares en aquellos hogares con niños para bajar los índices de pobreza, pero también tenés que generar herramientas que tienen que ver con la crianza, porque desarrollo no es crecimiento.

– Y en este segundo piso de transformaciones que propone Álvaro Delgado, ¿cómo se hace para salir de la pobreza en un país que sigue creciendo económicamente? La oposición afirma que este gobierno no ha hecho una correcta distribución de la riqueza con la gente.

– La oposición tiene un modelo, por el cual se centra en un Estado en el cual algunos son los que deciden cómo se distribuye la riqueza. Yo creo en otra cosa, en que el Estado debe garantizar las oportunidades para las personas, pero no es más que la libertad de las personas. El Estado debe estar al servicio de las personas, y no las personas al servicio del Estado. Ese es el modelo en el que creo, que es de cercanía. Ahora, para eso, el Estado tiene que empezar a generar programas y proyectos para profundizar cuáles son los hogares con mayor índice de pobreza, y donde incluyo aquello que tiene que ver los atravesamientos en las crianzas y en lo cultural, que es la esperanza. Es decir, en que yo madre no piense que mis hijos a lo único que aspiro es que vayan a la escuela, al liceo o al CECAP o a la UTU únicamente para poder cobrar la asignación, y luego si caen porque no tienen la formación para superarse, no le importa, porque lo nuestro va a ser siempre por acá. Ahí es donde creo que tenemos que dar el salto.

– ¿Y cómo se hace?

– Hay dos cuestiones, los hogares más complejos son pobres que tienen mujeres al frente de esos hogares. Ahí se debe profundizar lo que es el sistema de cuidados, el Estado debe garantizar programas de formación y capacitación a esas mujeres para que accedan a puestos de trabajo, pero también lugares o espacios comunitarios de cuidado, llámese CAIF, que es algo que aumentó mucho, lo que hay que hacer ahora es diversificar, hay que profundizar el plan, hay que generar otros tipos de espacios de cuidados comunitarios, descentralización de políticas territoriales que impliquen a las Intendencias, al MIDES, al BPS. Así que debemos encarar una articulación de políticas públicas en aquellos hogares en los cuales se realizan los seguimientos y se entregan las transferencias focalizando en que esas personas puedan generar capacidades, y que puedan tener oportunidades de formación. No todos tienen las mismas oportunidades si tienen a su cargo a niños chicos y no tenés con quién dejarlos.

– Es una idea interesante a desarrollar como propuesta, pero luego viene Cosse y les recuerda que ya hoy son gobierno, ¿por qué no lo hacen ahora?

– Se trató de hacer, se hizo mucho, tuvimos dos años de pandemia, lo que se trató de hacer es que la gente no siguiera cayendo. Se inauguraron un montón de centros CAIF, acá en Salto nomás, no hay que mirar muy lejos, en lugares en donde la población ha crecido mucho. Se armó el Plan Avanzar, porque también tenemos que ver las condiciones de vida, porque no es lo mismo criarte en un lugar donde no hay saneamiento, no hay agua potable, el piso es de tierra, que en un hogar donde por lo menos hay cierto confort.

Pero hay otro tema que tiene que ver con la descentralización de inversiones privadas que generen empleos de calidad en el departamento. Así que tengo que generar condiciones y valor en este departamento para que los inversores puedan venir a instalarse acá. Así que tenemos que trabajar en eso.

———————————–

PERFIL DE LUCÍA MINUTTI

Casada, tiene dos hijas, Valentina y Marcela, y un nieto, Joaquín.

Es del signo de Sagitario.

De chiquita quería ser azafata

Es hincha de Nacional, “pero no soy fanática”

¿Una asignatura pendiente? Ser diputada por Salto.

¿Una comida? Spaghetti al pesto con churrasco.

¿Un libro? Dos de Marcela Serrano, “Nosotras que nos queremos tanto” y “El albergue de las mujeres tristes”.

¿Una película? La Sociedad de la Nieve.

¿Un hobby? Leer y mirar series policiales.

¿Qué música escucha? Variada pero salvo los clásicos, me gusta más la música en español.

¿Un día de la semana? El viernes.

¿El peor día de la semana? El miércoles.

¿Qué le gusta de la gente? La capacidad de resiliencia y de reinventarse a pesar de las adversidades de la vida.

¿Qué no le gusta de la gente? La hipocresía, la mezquindad ni el culpabilizar a los demás de todo lo negativo que les pase en sus vidas.

¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
+1
3
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/vozd