El debate sobre las ollas

0
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/c57t

El debate sobre las ollas populares es una muestra más de que en el Uruguay todo se politiza, hasta la comida de los más vulnerables.

A que nos ha llevado esto, pues a una decepción y una radicalización generalizada. Las ollas populares cumplen una función social básica, puede que haya personas que prefiera y se acostumbre a vivir sin trabajar, pero nos atrevemos a decir que siempre serán las excepciones.

Los uruguayos nos gusta ganarnos los que llevamos ala olla, pese a opiniones discrepantes, que las hay, nos atrevemos a asegurar que todas las personas que conocemos prefieren ganarse su propia mantención y no que otros, o el propio Estado (que somos todos) , se la proporcionen.

Que siempre hubo abusos y abusadores, gente que hizo su “negocio” con las necesidades ajenas no es nuevo. Que esto está mal y que debe ser penalizado porque quien lo hace está delinquiendo, es un delincuente y debe ser tratado como tal.

Pero está tan mal como el no hacerse cargo de los jóvenes que pululan por la ciudad, revolviendo los contenedores de basura y no todos son consumidores.

Hay quienes añoran la cadena perpetua o la pena de muerte. Hay quienes dicen hay que hacer como en china, que a los ladrones y delincuentes los cuelgan…No es esta una solución válida y pero es mucho más fácil tomar distancia y desentenderse del tema.

Nadie elige por qué quiere vivir en la calle, generalmente es porque “les da lo mismo”, y porque no hay otra opción, De esto somos culpables todos. Es más fácil decir “está así porque quiere…”, “no estudia porque no quiere…” o “no trabaja porque no le gustan las obligaciones”, Esto no quiere decir que nos guste o que los eximamos de toda culpa, pero tampoco podemos sentirnos totalmente ajenos a las causas del tema.

Nadie concurre a una olla popular porque le gusta hacerlo. Que siempre hubo abusos y abusadores nos es nuevo. Que debe controlarse. Si hay delitos, hay delincuentes y como tales deben ser tratados con el agravante social que especulan con las necesidades ajenas.

Lo que nos tememos es que esta politización concluya sacando del ruedo precisamente a quien o quienes más lo necesitan y no detectando a los delincuentes que llevan a estas situaciones.

A.R.D.

¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/c57t