APUNTES EN BORRADOR XVI

0
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/cx8i

¿SORPRESA? En realidad, sorprende que sorprenda y que unos y otros pareciera que recién ahora descubren el agujero del mate. Lo que nos lleva a recordar que vivimos en un mundo hipócrita, por aquellos que suelen engañarse a sí mismos pensando que la gente es de corta memoria y no recordará lo que dijeron e hicieron antes algunos de los que hoy se embisten como los guardianes de la moral del pueblo.

El completo Informe que EL PUEBLO brindó ayer a nuestros apreciados lectores demuestra que mientras algunos viven en su propia burbuja, la gente tiene otra percepción de la realidad. En suma, no hubo un solo testimonio de gente común que en la diaria corre de un lado para otro trabajando o buscando una changuita que lo ayude a terminar el día o la semana, que no supiera que lo de Salto Grande toda la vida fue así, con sueldos desorbitantes para lo que es la realidad de Salto y del país, una utopía casi inexpugnable de alcanzar, por eso la mayoría tiene como sueño conseguir un trabajo en la Intendencia y no en la CTM, aunque si se pudiera elegir nadie lo dudaría, todos querrían ingresar a Salto Grande.

Solo aparentan haberse sorprendido por encontrarse de golpe tras la firma de la Resolución Presidencial del otorgamiento de un aporte adicional de $ 200 millones por parte del Ministerio de Economía, pero nada dicen de otros aportes, como los que realiza la UTE a Salto Grande de manera complementaria al mencionado, como los $ 120 millones que aportó en 2013, los $ 200 millones que aportó en 2014 (año de campaña electoral nacional), los $ 350 millones que debió aportar en 2015 (año de campaña electoral departamental), otros $ 230 millones que UTE dio a Salto Grande en 2016 o los $ 256 millones que dio en 2017, y un largo etcétera de millones que siempre llegaron y seguirán llegando a Salto Grande para complementar un presupuesto extrañamente congelado por vaya a saber el genio que no se dio cuenta que debía actualizarlo anualmente, al menos por IPC. Es lo que termina por definir aquello que solemos mencionar cuando hablamos de la BURROCRACIA estatal, de la que nadie está vacunado, ni los de derecha ni los de izquierda.

***

ACLARANDO. No salimos en defensa de nadie, sólo que molesta la hipocresía de algunos que se hacen los desentendidos y justifican los aportes presupuestales del gobierno a la CTM como forma de pagar el inescrupuloso clientelismo político que han realizado a su entera responsabilidad los partidos políticos que han tenido arte y parte. Eso es cierto.

Solo que nos motiva a preguntarnos, si esos dineros que hoy se dan, cuando en el anterior gobierno se daba mucho más del que ahora se reclama, ¿para qué era? Y que los dioses del Olimpo me castiguen con furia divina si oso pensar que ese dinero, como el de ahora, no era ni es para otra cosa que para el mantenimiento de una represa que es catalogada como una de las mejores del mundo (para achicarse hay tiempo), por lo que me han dicho ingenieros que orgullosamente trabajan allí y que también se han visto enchastrados en cierta forma con todas estas denuncias que derivarán en una triple interpelación y que seguramente será algo muy sano para todos, porque por primera vez en la historia de la CTM nuestros 99 Representantes en la Cámara Baja discutirán el presupuesto de Salto Grande.

***

COMUNICACIÓN. Nada de esto hubiese pasado si existiera una mínima comunicación institucional que transparentara números de la actual gestión, algo en lo que andaba un poquitín mejor la anterior administración de la CTM de Salto Grande.

Hasta la semana que viene…

¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/cx8i