Vox populi

0
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/ou69

Recién hoy, a mitad de semana, parece haber empezado a moverse realmente la ciudad, tras dos días
de feriado pegados al sábado y domingo, lo que constituyó un largo fin de semana. Hubo momentos,
tanto lunes como martes, en que la ciudad se mostraba prácticamente desolada, como en un letargo
prolongado. Y pudimos comprobar que esa quietud, aunque parezca una contradicción, atentaba contra
el tránsito. Es que eso hacía que muchos conductores se confiaran en que en cada esquina “no viene
nadie”, y eso puede ser fatal.
Quietud decimos en la ciudad misma, porque los centros termales, tanto en el ámbito público como en el
privado, trabajaron muy bien. Buena noticia, por todo lo que eso mueve en la cadena de trabajo.
La Intendencia anunció que la recolección de residuos domiciliarios sería normal durante ambos días
feriados. Eso se cumplió en general, aunque no totalmente, como nos hacen saber algunos lectores en
cuyas cuadras la recolección parece que faltó a la cita.
Semáforos y más semáforos. Cada vez los salteños piden más semáforos en diferentes esquinas. Al ya
conocido pedido para Sarandí y Acuña de Figueroa, se suma Barbieri y Amorim, entre otras varias. Por
ejemplo en José P. Varela y Fco. Forteza, donde al menos se volvieron a pintar las cebras peatonales
hace unos días.

¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/ou69