Informe del Domingo

¿Qué nos dejó las elecciones del domingo pasado?

0
73
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/qdj9
¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
+1
2
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

A una semana de las Elecciones Internas presentamos el análisis de distintos actores no políticos
partidarios pero que tienen que ver con una mirada importante de la política y las elecciones.

Juan Romero, sociólogo y docente universitario

“Hay comportamientos locales con vida propia, y eso lo vuelve todo mucho más interesante”

Juan Romero / Sociólogo y docente universitario

Pasadas las elecciones internas del pasado domingo, comienzan las etapas de evaluación y de interpretación de lo ocurrido. EL PUEBLO consultó al Doctor Jun Romero en su condición de sociólogo e investigador universitario de los comportamientos humanos.

Liliana Castro Automóviles

– ¿Qué primera lectura puede hacerse de las elecciones internas del domingo pasado?

– Hay varia lecturas, tenemos el comportamiento tan particular del norte, y en especial de Salto, con relación a lo que ocurre a nivel nacional, y luego lo que pasa a nivel departamental. Con los grandes datos macro vemos que hubo una participación menor de la ciudadanía si uno lo mira con relación a años anteriores, pero en un porcentaje que los expertos dicen que no es preocupante pero que comienza a prender luces en el tablero, utilizando la analogía de la pandemia. Esto significa que cuando uno mira las encuestas que estudian el por qué la gente no va a votar, esto lo publicó Zuasnabar con Equipos hace unos días, la principal motivación es “no me interesa”, después aparece el tema de los candidatos, pero no le interesa a la gente participar en este tipo de instancias. Entonces, es un llamado de atención al sistema político porque nuestro sistema político en particular es muy fuerte en el sentido que casi no deja entrar “outsiders”, los termina atrapando, como fue el caso Sartori. 

En ese sentido, los partidos y los dirigentes se van a tener que plantear si este primer paso del ciclo electoral uruguayo, que es un ciclo largo, pasa a ser obligatorio. Y hay cierta lógica, porque si nos obligan a votar en octubre, noviembre y en mayo, y los candidatos son impuestos por una minoría, o sea, todos los que fuimos a votar a la gran mayoría que irá en octubre les vamos a decir que estos son los candidatos que nosotros les elegimos, tiene un poco de inconsistencia. O hacemos todo no obligatorio, que lo dudo, o lo transformamos directamente a todo como obligatorio, y creo que en ese sentido, y esta es una opinión personal, si se lo vuelve a todo obligatorio se blinda al sistema democrático. Más en un contexto donde hay algunas propuestas extremistas que comienzan a socavar la idea de la diversidad de opiniones. 

En líneas generales también surge un lema con altas chances de poder ganar en octubre o en noviembre, que es el Frente Amplio (FA). Luego en la coalición queda fuerte el Partido Nacional (PN), el Partido Colorado (PC) sigue en un proceso de declive si uno mira las elecciones de los últimos 20 años. Cabildo Abierto disminuye su caudal electoral, y lo que me parece llamativo en ese aspecto es la muy buena votación que tuvo el partido de (Gustavo) Salle (Identidad Soberana), que nadie lo menciona y que prácticamente duplica a la cantidad de votos del Partido Independiente y de Asamblea Popular. Lo otro que también es llamativo es que de 18 partidos que se presentaron, solo 12 quedaron en la grilla electoral en definitiva al superar la barrera de los 500 votos, y eso no era muy común en el sistema electoral uruguayo.

A nivel departamental, Salto es muy particular. Por dar un ejemplo, a nivel nacional en el PC gana Ojeda, sin embargo en Salto gana Viera y a Ojeda no le fue tan bien, y eso porque están habiendo reacomodamientos internos, emergencia de liderazgos, lo que lleva a tener una situación muy particular. Pero igual el PC vota muy bien, por encima del promedio nacional, cosa que no es llamativo, porque siempre el norte uruguayo se caracterizó por tener fuerte a un PC. En este caso, Artigas deja de serlo, pero se mantiene Salto y Rivera. En los otros lemas, el FA votó un poco mejor que en la elección pasada. Llama un poco la atención el PN que votó por debajo del promedio nacional y ahí aparecen algunos candidatos sorpresivos, como (Pablo) Constenla con una muy buena votación. En el caso del FA se sostiene pero ya en un proceso de declive el liderazgo del grupo Lima, pero a la interna emerge alguien que no era en principio el candidato oficialista, (Eduardo) Varela Minutti que termina teniendo la lista más votada del FA, quedando con una legitimidad muy grande. Aparece alternando un bloque nuevo que emerge con una muy buena votación, que es el grupo Raíces. Así que lo que uno observa es que hay un comportamiento nacional, pero también hay comportamientos locales con vida propia, y eso es bueno, lo vuelve todo mucho más interesante.

– Los resultados que se registraron en estas internas, ¿puede extrapolarse o proyectarse a octubre o a mayo del año que viene?

– No, para nada. Quien quiera pensar en términos lineales como si el comportamiento humano fuera físico-matemático está en el paradigma equivocado. Somos mucho más complejos. Terminó una etapa, ahora sabemos quiénes son los jugadores y cómo se posicionan los actores, ahora comienza otra etapa, la que nos conduce a octubre. Está faltando la campaña, que ya empezó bastante picante, porque la interna del PN está revulsiva por la candidatura de la vice, aparentemente el FA está tranquilo, el PC está a la expectativa al decir de sus propios dirigentes. Así que ahora comienza una etapa nueva, que básicamente es la nacional y que nos lleva a octubre. Cómo se arman las listas al Senado, las listas a la Diputación. Se verá si todo se resuelve en octubre o si continúa en noviembre en lo que respecta al Ejecutivo. Pero hay algo muy importante que se resuelve en octubre, la configuración del parlamento, porque no es lo mismo tener un Ejecutivo con mayorías propias que no tenerlas. 

Y después de octubre, seguramente los que saquen buenas votaciones a la Diputación serán los que tengan altas chances de ser candidatos a la Intendencia, y ahí comienza otra campaña, que como hemos visto, las dinámicas locales se despegan pero no totalmente de las nacionales. Son como movimientos diferentes que tienen sus puntos de contacto, pero no es lineal ni con efecto dominó como para decir “ya que me fue bien en junio, tengo todo bajo control y me va a ir fantástico” o “como me fue horrible, me voy”, no es así. 


Maximiliano Muñóz, Jefe de la Oficina Electoral Departamental de Salto

“Desde el punto de vista electoral y en lo que respecta a nosotros como Oficina, estamos más que conformes”

Maximiliano Muñóz, Jefe de la Oficina Electoral Departamental de Salto

EL PUEBLO consultó a Maximiliano Muñóz, Jefe de la Oficina Electoral Departamental, para realizar un balance del trabajo realizado en las elecciones internas, donde cada uno de sus funcionarios invirtió muchas horas de trabajo en la previa, durante y luego del acto eleccionario.

– ¿Qué balance hace del acto eleccionario vivido el domingo pasado?

– Desde el punto de vista electoral y en lo que respecta a nosotros como Oficina, estamos más que conformes, entendemos que la tarea fue satisfactoria. Todo el esfuerzo previo y la jornada que sin duda es maratónica para nosotros como funcionarios, redundó en que todo saliera dentro de lo previsto y que se realizara con total normalidad. Esto no quiere decir que no haya surgido algún tipo de inconveniente, llámese integración de comisiones porque algún titular no se haya presentado, pero eso siempre se prevé con los mismos suplentes designados o inclusive con funcionarios retenes, como los llamamos, que están a la orden. Y el otro tema que anduvo que andar el día monitoreándolo fue el referido al cuarto secreto, lo que era relativamente esperable dada la característica de la elección con las 225 hojas que registraron, que sin duda los integrantes de los locales debieron adaptar con las herramientas que les proporcionamos y hubo que tenerlos monitoreado. Más allá de eso, la jornada fue totalmente normal.

– ¿Es la primer vez que se presenta tanta cantidad de listas en una elección interna?

– Sí, sentó un precedente. Hacemos memoria con los funcionarios y creo que en la interna pasada habían sido como 165 listas y ya en aquel entonces era una cifra que impactaba. Sin duda que este registro de listas para esta interna superó ampliamente las expectativas.

– ¿Funcionó correctamente el pasaje de información a través de las tabletas entre las mesas receptoras de voto y la Corte cuando se hizo el primer escrutinio?

– En la mayoría de los casos sí, hubo algunos circuitos en particular que tuvieron problemas pero que fue más que nada un problema de la aplicación que en determinado momento al ingresar un votante se cerraba y obligaba a que la comisión tuviera que loguearlo para retomar el procedimiento. Nos informaron de esa situación, pero al no ser una elección obligatoria y como no fue demasiada la demanda, el problema se pudo subsanar. Se hicieron llamadas al centro de cómputos que dio una solución transitoria, pero más allá de eso, las transmisiones de la gran mayoría se hizo correctamente, y el porcentaje que no se pudo transmitir lo hicimos nosotros, fue un trabajo menor que se hizo cuando se trajo la urna a la Junta Electoral. Pero podemos afirmar que el trabajo con las tabletas también fue positivo.

– Mientras continúan con el trabajo en los 283 circuitos revisando los votos junto con los observados, ¿la Corte continuó con su trabajo diario normal?

– Sí, totalmente. Formamos dos equipos de trabajo, el mayor foco está concentrado en calle Rivera donde se está trabajando en lo que es el escrutinio departamental conjuntamente con la Junta, mientras que el local de calle 33 sigue funcionando, sigue atendiendo, se siguen haciendo los trámites habituales, se siguen procesando expedientes que habían quedado un poco retrasados o en suspenso por habernos dedicado al 100% a la elección, y de a poquito vamos a ir retornando a la normalidad. Una vez finalizado el escrutinio y hechas las proclamaciones, volveremos a la parte administrativa en un par de días para luego poner el foco a lo que se viene en octubre.

– En esta oportunidad, se llevó adelante como prueba en 550 circuitos montevideanos la identificación digital del votante, ¿tiene la información que este sistema pueda llegar pronto a Salto?

– Le voy a deber la respuesta porque todavía es muy pronto, no creo que la Corte haya tenido tiempo todavía de hacer un balance de cómo resultó ese plan piloto. Supongo que eso se hará una vez que finalice el escrutinio departamental en todo el país y que la Corte haya realizado la proclamación de los convencionales. Después entiendo que se hará una especie de balance, y de acuerdo al resultado y como la Corte entienda, se podrá extender o no para octubre o si se precisa un poco más de tiempo para planificarlo, ponerlo en práctica en mayo a nivel país.

– ¿Esto podría ser considerado como una prueba inicial a lo que podría terminar siendo en una próxima elección la implementación del voto electrónico?

– En realidad no sé si esto sea la previa al voto electrónico, y acá le contesto a título estrictamente personal. Tanto el anexo del uso de la tableta informática como este plan piloto de identificación del votante a través de la huella digital, más que nada me parece que complementa la tarea administrativa de la comisión receptora, porque el tema de la emisión del voto propiamente, se sigue haciendo de manera física, o sea, con el sobrecito, con la hojita en el cuarto y la introducción en la urna. Esa parte sigue manteniéndose tal cual está establecido legalmente y no ha sufrido modificaciones. Así que la parte informática se ha ido adaptando a lo que es nuestro sistema electoral y se ha ido utilizando esencialmente en la parte administrativa. En realidad para el voto electrónico, a mi modesta forma de ver, creo que todavía falta mucho.

– La última palabra es suya.

– Quisiera entonces aprovechar esta oportunidad para realizar un reconocimiento muy grande para todo el personal de la Oficina. En épocas habituales de trabajo la Oficina responde bien pero en este caso donde generalmente las tareas se multiplican y somos todos multitarea como le digo a ellos, con jornadas extensas de mucho trabajo y con poco descanso, junto a la responsabilidad que lleva nuestra tarea, el personal siempre se pone la camiseta en condiciones donde a veces no son las mejores, dan todo su esfuerzo para que la elección sea una fiesta cívica. Tenemos que sumar también en este reconocimiento a las compañeras de la Junta Electoral, que trabajan en complemento con nosotros, formamos un solo equipo, y que aún estamos trabajando muchas horas para poder tener cuanto antes los resultados, que en definitiva es interés general de la ciudadanía. 


Ernesto Nieto, politólogo

“Esto de ninguna manera es un anticipo de lo que va a pasar en octubre”

Ernesto Nieto / Politólogo

El politólogo Ernesto Nieto conversó una vez más con EL PUEBLO, y en este caso para brindar algunas reflexiones sobre lo que sucedió en las elecciones del domingo 30. El porcentaje de votantes que hubo, algunos resultados y la conformación de algunas fórmulas presidenciales, estuvieron entre los puntos tratados.

Los niveles de votación

“La diferencia que se dio entre partidos puede ser muy atractiva, pero esto de ninguna manera es un anticipo de lo que va a pasar en octubre”, comenzó aclarando. Y luego reflexionó sobre los índices de votación: “Esta baja participación esconde situaciones muy distintas dentro del mapa del Uruguay. Tendríamos que hacer como dos “pelotones” con algunas diferencias, uno donde se dio la mayor participación y otro donde hubo la menor participación. Allí lo que encontramos son diferencias porcentualmente muy relevantes. Por ejemplo en Flores votó algo así como el 46%, en Cerro Largo también en ese entorno, en Durazno un 45%, Salto casi 45% también…Uno podría decir que esos departamentos tienen más de 10 puntos de diferencia con los departamentos más poblados del país”. En ese sentido, recordó que departamentos muy poblados como Montevideo y Canelones votaron solamente alrededor de un 33%. “Desde el punto de vista de la cantidad de electores, está claro que este descenso en Montevideo y Canelones impactó en que estas fueran las internas con menos participación. Pero también es cierto que al mirar el mapa vemos escenarios muy distintos. Por eso cuando hablamos de baja votación, hablamos en general, pero hay departamentos donde se votó igual o más que en internas anteriores”.

La competencia

Nieto enfatizó en que en el interior del país “hay una gran competencia”; a la vez “se siente que no se puede influir mucho en lo nacional, pero sí en lo departamental, por ejemplo en la futura elección del Intendente y en la posibilidad de ordenar una posible grilla de candidatos a la diputación. Entonces hay buenos estímulos para incentivar y fomentar la participación, lo que no se da en Montevideo, donde las candidaturas a la Intendencia pasan por otro lado…”. Aquí, en los departamentos del interior, “hay muchas competencias y los partidos invierten muchos recursos en movilizar votantes para que participen de esas competencias -señaló-; esto se ve, a modo de ejemplo, que en los departamentos donde hubo mayor votación (como Salto), se votó más a lo departamental que a lo nacional”. Siguiendo esa línea de razonamiento, expresó que “los intendentes tienen muchos recursos, recursos económicos y estructura humana”, lo que hizo por ejemplo que el FA ganara en Montevideo, Canelones y Salto. A estos tres departamentos, “se le suma Río Negro y otros dondela diferencia entre un partido y otro es muy pequeña…”.

Sorpresas

Consultado si le había sorprendido algo de lo que ocurrió el domingo, respondió que la sorpresa estaría “más por el lado de la participación que de los resultados en sí”. En lo nacional no hubo grandes sorpresas, aseguró. Luego profundizó el análisis:  “la cuota de duda era más allá de Rivera y Salto, donde se lo veía a Tabaré Viera como primero, qué podía pasar en la interna colorada en en el área metropolitana”. Dijo que “la pregunta era si la fortaleza que tiene Tabaré Viera en Rivera, y eventualmente también en Salto, puede hacer que compita con la diferencia que seguramente tenga en Montevideo con Ojeda”. A Viera le jugó en contra “que en Rivera hubo baja votación, a pesar que el Partido Colorado ganó”, sostuvo. Agregó que la otra gran sorpresa es “qué  pasó en Montevideo y Canelones que hubo tan poco inventivo para que los electores fueran a votar”.

Ya analizando algunas internas que han dado que hablar, dijo que en el Partido Colorado  “Ojeda tiene un perfil más metropolitano que del  interior, además para tener un perfil en el interior hay que competir mano a mano con el Partido Nacional, que es el partido del interior, el que se hace fuerte en el interior, siempre gana de 12 departamentos en adelante. La fórmula es más bien capitalina. No se lo ve a Robert Silva como un hombre del interior, más allá de su origen; creo que muy pocos saben que es del interior. El Partido Colorado sigue en problemas, sigue cayendo…”.

¿Y la fórmula Delgado-Ripoll?

Preguntarle sobre este punto al especialista era inevitable, en tanto es uno de los puntos de los que más se habla por estas horas. Aquí el razonamiento de Nieto: “la forma de resolver no parece haber sido la más armónica, no fue la adecuada, es bastante insólito anunciar una fórmula entre señales de desaprobación. Eso ya muestra que hubo un problema en la forma, en el contendio, en la presentación de la persona, eso muestra que hubo un error que tiene que ver con los tiempos, con la comunicación. Después, este partido no necesita demasiado atributo de tener gente del interior, porque  es fuerte en el interior, salvo Larrañaga, el resto de los dirigentes de destaque no han sido del interior, no lo son. Así que yo le creo a Delgado cuando dice que buscan reposicionarse y una complementariedad en la zona metropolitana. La pregunta es si una figura como la de Valeria Ripoll ayuda. Ahí yo tengo más dudas que certezas. Ellos dicen que tienen algunos estudios, no tengo por qué descreer, pero los vicepresidentes tienen dos grandes funciones. Una es la histórica constitucional, llenar un  eventual vacío de poder en caso que el Presidente fallezca o quede inhabilitado por lo que fuera. Así que tiene que poder ser Presidente no solo cuando este sale del país por unos días. El segundo gran atributo es estar al frente del Parlamento, conducir Cámara de Senadores y Asamblea General, y eso implica un perfil. Tiene que generar por lo menos un mínimo de acuerdo a la hora de sentarse a negociar, incluso con la oposición. También implica tener un mínimo de reconocimiento y respeto de sus pares, no solo de su propio partido”. En este punto, dijo el politólogo que es interesante comparar cuando Lacalle Pou presentó a Beatriz Argimón y cuando Delgado presentó a Valeria Ripoll: “las reacciones fueron muy distintas, del partido y de la sociedad. En un caso se reconoció la trayectoria y ahora hubo más asombro y disconformidad que otra cosa. Esto pone al Partido Nacional en un enorme desafío, que es encontrar cuál es esa “pata” positiva, que puede tenerla, pero tendrá que encontrarla para dejar atrás esos ruidos que hubo en la comunicación esa noche”. Pero al ser consultado concretamente si creía que Ripoll cumplía con los atributos de un Vicepresidente, respondió: “sería muy atrevido (si opinara), porque no la conozco más que por dos antecedentes: integrar Adeom y como panelista televisiva. No estoy en condiciones de hablar de ella concretamente”.


Lic. Antonio Oliva, Publicista

“Un candidato tiene que comunicar correctamente sus ideas, llamando la atención con planteos que despierten el interés”

Lic. Antonio Oliva / Publicista

Lic. Antonio Oliva y el rol de la publicidad:

El licenciado Antonio Oliva es uno de los principales referentes en Salto cuando se trata de publicidad y comunicación publicitaria. Ahora bien, ¿cómo es su trabajo en instancias electorales? De estas cuestiones conversó con EL PUEBLO, en estos términos:

-¿En qué consiste tu trabajo ante unas elecciones?

En una campaña el trabajo publicitario implica diferentes aristas, pero la clave es la dirección de la comunicación en la que se establece y define el Plan de Comunicación interno y externo durante todo el período, analizando los diferentes momentos de la campaña. Esto implica hacer un fuerte análisis previo del escenario y los competidores, analizar sus discursos y ejes temáticos para identificar las oportunidades de comunicación que se presentan. El asesoramiento implica estudiar y entender el entorno y sus variables, ya que el asesor siempre será el aliado del candidato, más allá que algunas veces digamos cosas que el candidato y su equipo puede no coincidir. Nuestro trabajo es el de asesorar al candidato y para eso precisamos toda la información, ya que si falta una parte puede generar una miopía del escenario. Una vez identificado correctamente el escenario y los jugadores se pasa a la etapa de la definición de los mensajes claves, la estética audiovisual que se usará, el estilo de fotografías y coberturas que tendrá el candidato y sus listas. A partir de este momento se comienza a planificar el escenario de medios en el que tendrá presencia, los diferentes soportes y momentos de campaña buscando impactar de una manera que genere un mejor retorno sobre la inversión publicitaria. El monitoreo de la campaña, de los temas, de la presencia publicitaria de los candidatos en los medios es un elemento clave ya que genera información clave para los ajustes necesarios de cualquier campaña.

-¿Algunas conclusiones sobre el impacto de la publicidad en estos casos?

Según los datos que surgen de la herramientas Veritas Monitor ® que publicamos la semana pasada, en la última semana de la campaña electoral la presión publicitaria en radio aumentó un 38% , lo que debe ser considerado a los efectos de la inversión. Una campaña correctamente planificada no es una campaña estática todo el período, con los mismos materiales en los mismos lugares, sino que irá articulándose en función de cada momento. El trabajo publicitario implica un equipo de trabajo dedicado, planificación, presupuestación y control, seguimiento de los temas, investigación y capacidad de entrenamiento y capacitación en comunicación para los equipos de los candidatos.

-¿Qué se pretende que “comuniquen” los candidatos?

Todos los candidatos tienen algo para decir, pero es clave entender cada campaña en función del momento de cada candidato, ya que si bien todos están en la misma carrera, los objetivos son diferentes en el largo plazo. Esto afecta directamente a lo que se pretende o imagina cada uno que debe decir un candidato en cada momento. Un candidato tiene que comunicar correctamente sus ideas, llamando la atención con planteos que despierten el interés y permita que los potenciales votantes lo identifiquen. La comunicación de un candidato tiene que generar una conexión con la población en forma sólida para que se concrete en un voto. Y esta comunicación tiene que ir de la mano de lo que se plasma en el Plan de Gobierno y se verá reflejado en el momento en el que asuma su gestión.

-¿Está comprobado que algunos medios de comunicación dan mejores resultados que otros en estas instancias? 

Todos los medios tienen ventajas y oportunidades para comunicar, usarlos correctamente y aprovechar sus potenciales es la clave de la Planificación Estratégica de Medios. En el caso del interior nosotros disponemos herramientas propias como el  Monitor de Medios ® y el Monitor de Credibilidad de Medios y Periodistas ® y Veritas Monitor ® que nos permiten identificar cada nicho de público, su exposición por horas a los diferentes soportes, su credibilidad y medir la presión publicitaria que tiene cada uno. Un soporte que tenga altas tasas de exposición pero una saturación importante en sus tandas publicitarias quizás no es la mejor opción para una lista, pero sí puede serlo para un candidato en función del tipo de campaña que se esté desarrollando. Salto tiene la característica de tener un escenario mediático en el que las radios locales, los canales locales de televisión, los diarios locales y los portales locales tienen buenos indicadores de cobertura y penetración. Pero hay que tener claro que no hay medios para “todos los públicos” sino que hay un medio para cada nicho y eso es lo que hay que tener claro…

-¿Cómo ha ido cambiando todo eso en los últimos años?

Las campañas políticas han cambiado en los últimos años con la incorporación de tecnologías e investigaciones que permiten tener más herramientas e insumos de campaña que en ediciones anteriores. También estamos viendo el fenómeno del cambio en la representación de los partidos y la transformación del escenario político uruguayo. Escenarios que además pueden ser impactados por las tendencias globales, y el surgimiento constante de opciones que deben ser consideradas por la población. Cada vez es más frecuente y necesario, el uso de la comunicación planificada para generar impacto, así como la integración de recursos tecnológicos en las diferentes áreas que implica un comando de campaña. La aceleración de la comunicación y sus impactos generan la necesidad de equipos de comunicación más grandes y más profesionales para cumplir efectivamente con el rol.


Alberto Rodríguez Díaz, Periodista

“No concebimos una democracia sin una prensa libre y quien dude de esto que lea al artículo 29 de la Constitución, que tiene casi 200 años”

Alberto Rodríguez Díaz / Periodista

Varias décadas en el ejercicio del periodismo tiene Alberto Rodríguez Díaz, quien se desempeñó además, durante buena parte de ese tiempo, como Secretario de Redacción de EL PUEBLO. Para este informe, importaba tener su palabra como la de alguien que vivió muchísimas elecciones desde el rol de un medio de comunicación.

Alberto comenzó diciendo que en primer lugar importa “definir algunos aspectos esenciales en el servicio que cumplimos”. Entonces expresó: “somos un medio de comunicación, básicamente  informativo y como tal, si nos preciamos de la labor que debemos cumplir, debemos tener claro a qué atenernos. En primer lugar como de comunicación informativo, debemos de dejar claramente establecido para el lector, lo que es información pura y dura y lo que es opinión, tajante y sin medias tintas, como debe ser. En anterior etapa de EL PUEBLO, nadie ignoraba esto. La información, fundamentalmente los hechos, no debía estar contaminada por la opinión del periodista. Debían darse todas las visiones, con las fuentes claramente identificadas, sin ocultar ninguna y también los argumentos de cada fuente. Vale decir que el cronista, que no necesariamente es periodista, debe saber que será receptor de una fuente, que lo más probable es que tenga o defienda algún interés y por lo tanto tratará de ponerse él o la persona a quien defienda en la  posición menos comprometida. El cronista debe trasmitir todas las visiones de los hechos y no por ello la cuestión se vuelve un “digo – digo”, sino que el interés debe ser dar a conocer “todas” las visiones y no quedarse con la del vocero, tan frecuente en nuestros días, porque no quiere decir que esta sea la verdad absoluta, sino solo la visión desde un interesado en el tema. Mal recuerdo tenemos de la “verdad oficial”. Es decir la visión de quien da a conocer hechos de los que fue protagonista, porque generalmente está “manipulada o manejada”. Para nosotros y siempre lo tuvimos claro, en cada medio de comunicación, sólo había un periodista (generalmente el director), que opinaba, daba su opinión sobre el tema y decía si tal cosa estaba bien o estaba mal, si era buena o mala una acción para la sociedad…!”.

-¿Cómo vivías cada elección: ansiedad, entusiasmo, presión…?

Todos los  actos eleccionarios eran vividos en la Redacción de EL PUEBLO como un día de alegría y sabíamos que de la cobertura que lográramos dependería que sintiéramos el deber cumplido o no. Vale decir que esas jornadas eran de mucha expectativa, no por el resultado del acto eleccionario en sí, sino por el servicio prestado y sobre todo por nuestro aporte al sistema democrático. El trabajo en sí consistía en planificar de antemano, donde votaría cada candidato, cada autoridad local y la población en general y de tomarle algunos conceptos sobre dicho acto. Luego había “alguien” que se encargaba de cubrir la votación en general, características del día, hora de apertura, del cierre y demás. La cobertura finalizaba luego con los abrazos y los festejos, y la parte más difícil era la de conseguir así fueran dos conceptos del ganador.

¿En qué principalmente ha cambiado y en qué no, el trabajo de un periodista en estas instancias?

Esencialmente sigue siendo lo mismo. Considero que al político uruguayo le falta coherencia, le falta la verdadera esencia que tendría que motivarle, que no es otra que el mejor pasar del pueblo. Debería de fijar las prioridades necesarias, comenzando por los más necesitados. Al político uruguayo debería de interesarle cumplir con todo lo que promete. No sólo decirlo, sino hacerlo luego. No podemos ignorar que aquello que el que ve la política como un negocio rentable y la asume con la idea de hacer dinero, debe ser erradicado de ella. Pero considero que esto depende del nivel que tenga una población, de la educación y la madurez que sea capaz de mostrar, y sobre todo de la claridad para confiar en las personas que entiende que merecen dicha confianza.  Luego  dependerá de cada uno, el cronista que es un ciudadano más, debe tener su ideología, lo que no está mal, pero no debe permitir que esta “contamine” la información que da a conocer y el político debe saber quien informa debidamente y quien “manipula” una información de acuerdo a sus intereses.  

-¿Son instancias muy diferentes para cubrir, en relación a otros acontecimientos?

Te diría que no. La búsqueda de la verdad y de descubrir lo que otros no quieren revelar debe ser siempre la guía. La responsabilidad debe ser la misma. Siempre y cuando se sepa con claridad el rol de cada quien en la democracia, porque no concebimos una democracia sin una prensa libre y quien dude de esto que lea al artículo 29 de la Constitución, que tiene casi 200 años.

-¿Qué le falta hoy al vínculo periodistas-políticos para ofrecer algo mejor a la ciudadanía?

Considero que lo que falta hoy es madurez…Madurez para estar disponible para el medio de comunicación sin “hijos y entenados”. Porque lo usual es que el político se sienta tentado a “castigar” a quien considera que “no sirve a sus intereses” y privilegiar, dándole la posibilidad de entrevistarlo o estar disponible para el cronista que “le sirve”.

¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
+1
2
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/qdj9