Que la Justicia sea justa

0
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/8tx6
¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Uno de los tantos casos políticos que proliferan en estos días de campañas electorales es la denuncia
contra el diputado Gustavo Olmos de acoso sexual y laboral realizada por su suplente, Martina Casas.
Sin entrar a volcarnos hacia uno u otro lado digamos que nos parece totalmente fuera de lugar el
pronunciamiento del Tribunal de Conducta Política, del F. A. avalado por el plenario de dicha fuerza
política.
Entre sus últimas declaraciones el diputado Olmos hizo referencia a la omisión de la denunciante de
presentar los “chats” que probarían si el denunciado borró o desfiguró algunos de los mensajes.
Al respecto debemos decir que nos parece totalmente desacertado que un tribunal de la misma fuerza
política se atribuya la potestad de exigir a la denunciante que presente ante éste algunas pruebas, Nos
explicamos ¿No es este el rol de Justicia?
No nos duelen prendas al decir que uno u otro pueden tener razón, porque lamentablemente nuestra
Justicia en algunas ocasiones deja mucho que desear. Nos explicamos días atrás graficábamos el
hecho de que ante una denuncia de acoso, el Derecho establece que en caso de dudas siempre el
fallo debe proteger a la mujer (por mas que no haya pruebas)..
Dijimos que esto es inconcebible y en los hechos esta es la causa de que el 70 por ciento de las
denuncias de violencia doméstica sean falsas.
Sabemos que la Justica es uno de los “botines” más ambicionados por los gobiernos totalitarios, porque
se supone que sus fallos son inapelables.
No entendemos entonces por qué este tribunal de Conducta Política del F.A. sale de alguna manera a
respaldar al denunciado, antes del pronunciamiento de Justicia.
Siempre hemos dicho que entendemos que la Justicia debe de tratar a todos los uruguayos de la misma
forma y que los responsables de delitos los paguen, cuando la ley es justa y ecuánime y para ello
transcribimos la definición de persona ecuánime de la Real Academia Española: imparcial, objetivo,
neutral, ponderado, equilibrado, desapasionado, recto, honrado, sereno, justo.
Una cosa es inadmisible, pretender que se designe a los jueces e integrantes de la Justicia (de acuerdo
a nuestras preferencias, es de las primeras ambiciones de un gobierno. De hecho las peores dictaduras
siempre tuvieron la Justicia a su medida.
Y esto no es precisamente lo que consideramos justo.
A.R.D.

¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/8tx6
Liliana Castro Automóviles