Podría tener un vuelco el caso de la muerte de “Charly” Ferreira

    0
    0
    Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/vlc9

    Podría tener un vuelco importante el caso de la muerte del joven Charly Ferreira, que apareció muerto en la mañana del domingo 22 de abril del año 2007 a la altura del kilómetro 12 de la ruta 31, cerca de la localidad de Tropezón.
    Tras la reconstrucción del hecho realizada el pasado jueves en tres puntos distintos de la ruta 31, instancia judicial que se cumplió a pedido de la defensa y de la ferviente convicción del padre del infortunado joven, quien acusa a la Policía de “ocultar la verdad” sobre la muerte de su hijo, surgieron nuevos elementos que podrían determinar una conclusión “diferente” a la que se tiene hasta el momento.
    Sin embargo, se consignó a EL PUEBLO que si bien la instancia judicial realizada el pasado jueves fue “muy positiva”, todavía “es muy temprano” para poder determinar si existen responsabilidades concretas que puedan atribuirse a personas específicas.
    La Justicia continuará con la investigación a partir de los aportes que surgieron tras la reconstrucción del hecho y tras continuar con los interrogatorios, también pedirá un examen forense de los restos del joven.
    TAMBIEN LA POLICIA
    En la oportunidad también se hizo presente el fiscal letrado del Ministerio del Interior, Héctor Di Giácomo, quien evaluó la actuación de los funcionarios policiales de la seccional sexta que están involucrados en este caso.
    Di Giácomo observó atentamente de que manera procedieron los efectivos que en las primeras horas de la noche del 22 de abril del 2007, retiraron al joven Charly Ferreira de 23 años de edad, de un local bailable de Tropezón, presuntamente porque estaba manteniendo una conducta inapropiada.
    Pero el hecho es que los policías no lo llevaron detenido a la seccional policial, ni tampoco lo habrían entregado en su domicilio. Sino que manifestaron dejarlo en un lugar cercano a la casa.
    Lo cierto es que unas cuatro horas más tarde de esto, cuando empezaba a amanecer, un automovilista que pasaba por el lugar encontró el cuerpo sin vida del joven Charly Ferreira, tendido sobre la ruta 31 con los pies hacia la banquina y la cabeza apoyada en el pavimento.
    El cuerpo inerte del joven presentaba en esa oportunidad un golpe en la base del cráneo hasta el momento se supone producto de haber sido pasado por encima por la rueda de un automóvil en el lugar.
    Es que durante la investigación siempre se manejó la hipótesis de que una vez que la policía lo dejó suelto, el infortunado sujeto se habría acostado a dormir sobre la ruta con la cabeza hacia el pavimento y ante la absoluta oscuridad reinante en esa zona, cualquier vehículo que se desplazara por el lugar podría haberlo pisado.
    PADRE INSISTIO
    Esto generó mayor incertidumbre y hasta hoy existen dudas sobre la versión que ha manejado la primera juez penal del caso, Dra. Beatriz Larrieu y la Policía. El padre del joven, Ramón Barreto, sostiene que el hecho fue “envuelto en un manto de misterio desde el principio” y que la Policía “le ocultó la verdad” sobre la muerte de su hijo.
    Barreto, padre natural del joven Ferreira, afirmó que la Policía “sabe como ocurrieron los hechos” y que “no se cree nadie que a mi hijo lo haya pasado un auto por arriba porque solamente tenía un golpe en la cabeza y de eso fue que murió”.
    Al llegar la Dra. Marcela Vargas al juzgado penal de 4º Turno, el padre del joven fallecido solicitó una entrevista con la magistrada para solicitarle que investigara el caso de su hijo. Luego de estudiar el expediente sobre lo actuado, Vargas ordenó que se llevara a cabo la reconstrucción del hecho para saber si podían surgir elementos nuevos entre los funcionarios policiales que actuaron en esa noche, el testigo del hecho y el relato de lo ocurrido.
    Ayer, la jueza informó a EL PUEBLO  que la jornada de trabajo fue “muy productiva” ya que surgieron “varios elementos nuevos que no estaban presentes hasta el momento”, excusándose en profundizar en la explicación.
    Además trascendió que se podría llegar a solicitarse una nueva autopsia, aunque hasta el momento no hay nada confirmado al respecto.
    Por otra parte, el Fiscal Letrado del Ministerio del Interior, Héctor Di Giácomo, que viajó desde Montevideo exclusivamente para estar presente en esta instancia, observó atentamente cuales fueron las actuaciones que siguieron los funcionarios policiales en esa oportunidad.
    También a nivel interno de la Policía hay elementos que aún no están totalmente claros en el caso de la muerte de Charly Ferreira y no se descarta que también a este nivel el caso tuviera un giro.

    ¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
    +1
    0
    +1
    0
    +1
    0
    +1
    0
    +1
    0
    Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/vlc9