Los problemas propios de
quien piensa en el corto plazo

0
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/n01g

Uno de los principales defectos que vemos en la denominada clase política es su visión
cortoplac ista. Difícilmente encontremos personas que piensen y proyecten más allá de un
período de gobierno.
En alguna medida esto se explica porque la gran ambición es llegar al poder y disponer las
acciones que entienden son las mejores para el país.De Gozar de cinco años de “dicha” (mas
dos de compensación por el “sacrificio”)
Cuando vemos que casi tres años después un gobierno se sigue enfrascando en demostrar lo
mal que gobernó su antecesor y en cambio sus aciertos en la misma función, nos
convencemos que no se está pensando en un mejor país, sino en mejores condiciones de vida
para la persona.
Nos explicamos en Salto Chico permanece ociosa la vieja usina de OSE, ubicada en un sitio
privilegiado de la Costanera Norte. En su momento fue quien abasteció a toda la ciudad,
seguramente de menor porte, pero la abastecía.
Posteriormente fue sustituida por la nueva usina de OSE, que utiliza la misma red, pero tiene
una mayor capacidad. ¿A qué vamos? Pues precisamente a que una buena inversión que con
el tiempo justificaría lo que costara sería pensar en usar parte del agua excedente del Río
Uruguay, para regar al menos una gran extensión de chacras y de producción hortifructícola
que caracteriza al departamento y hoy se encuentra tan comprometida.
Ni que hablar del agua de lluvia que en gran parte se desperdicia en el Uruguay.
Seguramente estamos hablando de una obra costosa, pero rentable a mediano y largo plazo.
No se trata de “enterrar” el dinero entre proyectos aprobados entre “gallos y medianoche”,
como la perforación infrabasáltica de OSE en el predio del cuartel Gral, Artigas, que se hizo ya
a un costo millonario. Como era de esperar salió agua termal.
Como no servía para “auxiliar” el abastecimiento a la ciudad, porque el agua caliente arruinaría
la misma, se decidió comprar una enfriadora otra inversión millonaria, se la probó y luego se
descartó todo.
Todo eso permanece “enterrado” y Salto tiene los mismos problemas que antes, Ahora
seguramente una ciudad de mayor porte, pero con escasez de agua en algunos barrios y sobre
todo comprometida su producción a campo por las dificultades inherentes a la falta de agua.
¿No será momento de comenzar por el principio y pensar en soluciones a largo plazo?
A.R.D.

¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/n01g