Los inundados padecen el frío que se cuela entre las carpas

    0
    0
    Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/4cbs

    La ciudad cambia el movimiento por la creciente que hoy llegará hasta los 15 metros, muchos van a dejar sus casas. 

    El embalse del lago sube lentamente y acompaña el crecimiento del río, lo peor todavía no pasó

    La niebla hacía aún más gris y fría una jornada que de por sí ya generaba sensaciones encontradas por la difícil situación que están atravesando centenares de familias de nuestro medio ante la creciente del río Uruguay, que de confirmarse los pronósticos puede llegar a convertirse en una de las más complejas de la historia local.
    En la esquina de Uruguay y Colón, una cuadrilla de funcionarios de UTE se encontraban tirando cables y llevando la transmisión de energía eléctrica hacia otra conexión, con el fin de permitir seguir alimentando los distintos barrios de la ciudad, pero pudiendo a su vez, desconectar a aquellos domicilios que se encuentran ya damnificados por la creciente.
    El hecho daba la pauta de que Salto vive una de sus horas más difíciles y la situación que se genera es la de incertidumbre, sobre todo para quienes dependen de permanecer en sus casas si el nivel del río logra bajar su caudal o mantenerse a la altura en la que se encuentra actualmente.
    La expectativa crece, falta mesura, gana la ansiedad y las autoridades entienden que deben ir informando las cosas con relativa calma, para transmitirle a la gente en forma acertada las cosas que van pasando y por otro lado para lograr brindar respuestas a las demandas de los damnificados, ya que en caso de sumarse los problemas las instituciones no pueden hacerle frente a todos los reclamos juntos.
    El tema es que anoche el nivel del río llegó a los 14,70 metros de altura frente al Puerto de Salto, el nivel del embalse del lago de la represa de Salto Grande empezó a subir lentamente y se situaba ayer en los 32,51 metros de altura. Para hoy las autoridades prevén alcanzar los 15,00 metros y en consecuencia, habrá más gente en las calles y con esto la ciudad se sigue saturando de a poco. foto carpas
    EL INFORME
    Lo que dice hasta anoche el Comité de Emergencias es que no se produjeron nuevas precipitaciones en la cuenca del río Uruguay, pero que los diferentes modelos meteorológicos mantienen el pronóstico de nuevas y elevadas precipitaciones en la cuenca, durante los días jueves y viernes de esta semana.
    Señalan que por ahora se mantiene la condición de los suelos, los cuales están totalmente saturados de tanta agua, lo cual genera un potencial de escurrimiento muy alto. El caudal evacuado hoy se elevó a 25.400 metros cúbicos por segundo, y se mantendrá así hasta la presente jornada.
    Con esta maniobra, el nivel en los puertos aumentará sin superar los 14,70 metros de altura frente al puerto de Salto durante el día de hoy.
    A partir del día de hoy jueves, los caudales evacuados se incrementarán a 25.900 metros cúbicos por segundo y el nivel en los puertos crecerá tendiendo gradualmente a 14,50 metros en Concordia y a 15 metros en Salto.
    VALORES
    En función de los valores reales de las precipitaciones pronosticadas, los caudales evacuados se podrían incrementar a partir del el día viernes. En tanto que el día lunes 12, el río podría alcanzar niveles más elevados, sin superar los 15,70 metros en Salto.
    Hasta ayer el total de familias evacuadas fue de 679 totalizando así unas 2.399 personas. Se trata de 186 evacuados, 856 evacuados que están ubicados en carpas, 1.357 autoevacuados.
    SATURADOS
    La ciudad se encuentra saturada estos días, tanto por el tránsito que está generando inconvenientes con cada vez más calles cortadas hasta ayer. Uno de los episodios de la jornada lo marcó una camioneta Fiat Strada, cuyo conductor se lanzó sobre la calle que se encuentra cortada a la altura de Joaquín Suárez y Agraciada.
    Allí muchos le advirtieron que no podría pasar y con muchísima dificultad y algo de suerte el mismo apenas pudo lograrlo. Hoy, toda la gente que aún estaba hasta ayer en esa zona de la ciudad esperando ser notificada, finalmente deberá irse.

    Directora General del MSP se sumó ayer a los trabajos en Salto, están preocupados por estado de salud de evacuados. Queremos que la población apoye, porque es muy importante el traslado de esas familias”, dijo la Dra. Ana Brescia

    Las distintas instituciones que conforman el Comité Departamental de Emergencias, ejecutan diversas acciones tendientes a atender a quienes se encuentran evacuados y autoevacuados. ASSE se sumó al trabajo de coordinación con la presencia en la jornada de este miércoles de la Directora General de Coordinación del Ministerio de Salud Pública, Dra. Ana Brescia.
    La Dra. Cristina González, directora departamental de Salud, dijo que “cuando vino el ministro y la directora de ASSE, se les solicitó la incorporación de ASSE al CECOED para trabajar en lo referente a las inundaciones, y el intendente lo ratificó, por lo que trabajaremos todos en el comité”. Agregó que “la Dra. Ana Brescia es quien coordina con las direcciones departamentales de salud del país y, dentro del ministerio, define las estrategias a nivel nacional”, por lo que su presencia en Salto “es un apoyo muy importante, para acompañarnos en el territorio”.
    La Dra. Brescia dijo, por su parte, que “el Ministerio de Salud Pública está preocupado por la situación que se vive en el litoral, por lo que en la mañana estuvimos en el Comité Departamental de Paysandú y al mediodía llegamos a Salto. Es una situación de emergencia, con una población importante de evacuados y una situación de frío que hace a esta creciente distinta a la de hace dos años, cuando se dio en pleno verano”.
    ELEVADAS CIFRAS DE INFECCIONES RESPIRATORIAS
    Brescia dijo que hay “elevadas cifras de infecciones respiratorias a nivel país y a esto se agrega la situación de la población vulnerable, que en su mayoría se atiende en ASSE, lo que nos obliga a trabajar en conjunto. Destacamos que el sector privado está apoyando en las rondas y en esta situación que ya hoy es complicada”.
    “Las previsiones de lluvias hacen pensar en el aumento de evacuados y autoevacuados, lo que nos obliga a pensar en la situación de la semana que viene en cuanto a viviendas, alimentación, el frío, la noche, los niños menores de un año, las embarazadas, los adultos mayores, que nos hacen pensar en realojarlos en lugares que la Intendencia ya está disponiendo. Queremos que la población apoye, porque es muy importante el traslado de esas familias”.
    El Dr. Andrés Lima destacó la importancia de que ASSE se sumara a los trabajos coordinados en esta situación de emergencia que genera la creciente del río Uruguay, “Destacamos el hecho de que estuvieron autoridades del Ministerio participando en la reunión del comité, pero además la subsecretaria, Dra. Cristina Lustemberg, ha estado en contacto permanentemente con Salto. Lo que más rescatamos es la presencia de ASSE, lo más cerca posible en el día a día de las familias afectadas por la creciente. Sobre todo de niños, embarazadas y adultos mayores, ya que no podemos olvidar que hay cerca de 900 personas que viven en carpas donde es necesaria la atención diaria”.

    Afectados por inundaciones que están en carpas afrontan las bajas temperaturas con niños, piden ropas y frazadas

    Solo los perros rondaban las carpas de los inundados en la mañana de ayer. Los desplazados por la creciente se encontraban todos dentro de sus precarias tiendas armadas con lona y nylon que cobijaban a sus moradores del intenso frío que azotó la noche y la mañana, cuando el sol les dio la espalda y no quiso salir. Temperaturas mínimas que rondaron los 4º centígrados fueron anunciados por el Instituto Uruguayo de Meteorología (INUMET) y las sensaciones térmicas fueron mucho menores, lo que hizo que los inundados hasta casi el mediodía no salieran de sus carpas.
    Cuando EL PUEBLO llegó a la zona, solo los perros, muchos, salieron a recibirnos. Apenas encontramos a un par de mujeres que habían salido de sus precarias posadas a lavar el baño químico que están usando y a barrer la vereda donde tienen su carpa.
    En la cuadra siguiente, otras dos mujeres también estaban afuera, tomando mate y conversando con una persona de una publicación capitalina que llegó a recoger su testimonio. Estas mujeres no dudaron en pedir colaboración, vieron en este medio la oportunidad para dar a conocer las condiciones en que se encuentran y pidieron colchones, frazadas, así como ropa y calzado para los más pequeños.
    ESTABAN LAVANDO EL BAÑO QUÍMICO
    En el primer lugar que llegamos pudimos conversar con Natalia González, que barría en los alrededores de su carpa mientras su madre con un balde con agua caliente (porque salía mucho vapor del mismo) lavaba el baño químico que están usando.
    Natalia, vive junto a su familia en 6 de abril Nº80, el agua los saca con 13,80 metros y como no se quieren ir lejos de la zona, armaron una carpa en la esquina de Chiazzaro y Guaraní.
    Allí viven dos familias, sus padres y una nena junto a Natalia con su pareja y sus hijos. En total son 9 personas y 8 perros. Hoy, hace una semana que están en esas condiciones.
    “Tenemos unas cuantas crecientes (encima), toda la vida nos corrió el agua, a mis abuelos, a mis padres y ahora a mí”, dijo resignada por la desdicha de vivir tan próximo al río. Sin embargo, Natalia tampoco quiere irse lejos del barrio porque es donde vivió toda su vida y además considera que ese lugar “es tranquilo”.
    En su caso pudieron sacar prácticamente todas sus pertenencias de su casa antes que les entrara el agua. Solo dejaron algunas cosas que no las pueden sacar. “Y se te rompen las cosas, las pocas cosas que tenés se te rompen”, dijo Natalia con resignación.
    “Lo bueno, dentro de todo, es que tenemos un baño químico para nosotros nomás, lo usa solo nuestra familia, porque viste que el baño es todo un tema”, agregó.
    “En las otras carpas que hay más adelante hoy dos baños más, pero ahí son más familias que están y viste que compartir el baño con otras personas es todo un tema”, agregó.
    NO TIENEN AGUA POTABLE
    Una de las cosas que más precisan es el agua. Aseguraron que ya hicieron las gestiones antes el CECOED para que le coloquen “un pico de canilla de OSE como lo hicieron en la última creciente”, pero hasta ahora no tuvieron respuesta. “Estamos sacando el agua de la casa de un vecino, pero tampoco queremos estar molestando tanto. Viste que el agua es algo necesario, para todo, y por más que los vecinos se ofrecieron a darnos agua, no queremos molestar”, comentó.
    HACE MUCHO FRÍO Y NECESITAN FRAZADAS
    Si bien todavía no entró el invierno, las bajas temperaturas que se están registrando en estos días vuelven más duras las condiciones de vida en las carpas. La última creciente fue en pleno diciembre y con eso no había tanto problema, “pero el frío, es lo peor”, dijo Natalia frotándose las manos para generarse algo de calor.
    “El primer día que estuvimos acá, ¡no sabés lo que fue! Frío, frío. Y anoche, fue cruel. Nosotros que tenemos criaturas chicas. Lo que más estamos necesitando serían frazadas, porque con el nylon se pone frío adentro”, comentó.
    “Además, está el problema de la transpiración del nylon, que a la mañana temprano empieza a gotear dentro de la carpa y moja todo”, agregó.
    Algunos de esos metros de nylon se los dio el CECOED en esta creciente y otros la familia de Natalia los tenía guardados de crecientes anteriores, previendo otra situación de inundación.
    LA ALIMENTACIÓN ES BUENA
    En lo que respecta a la atención alimentaria que reciben por parte de las autoridades que están trabajando en el tema, reconoció que no hay ningún tipo de quejas. “Nos dan el desayuno, el almuerzo y la cena y creo que la merienda también”, comentó Natalia, a la vez que agradeció la colaboración que están recibiendo.

    ¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
    +1
    0
    +1
    0
    +1
    0
    +1
    0
    +1
    0
    Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/4cbs