Las cerámicas, el juego con barro y el amor por lo que nos da la tierra.

0
4
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/il7z
¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Angelita Banega Biassini

Ceramista

Liliana Castro Automóviles

La conocimos llegando todos días a los Tribunales en su bicicleta, con su casco a cuesta, saludando a todos y siempre con esa sonrisa contagiosa; Angelita Banega nos dejó entrar en su ‘atelier’ donde se conjugan el arte, la pasión y el sentirse libre, moldeando con sus manos el barro que disfrutar cada vez que pisa en el Desván.

Jubilada de sus funciones públicas, ahora la dedicación a la cerámica y su bicicleta es total. Por supuesto también hay lugar para la familia y su otra pasión; viajar.

Hoy toca entrar en el fascinante mundo de las cerámicas, de las artesanías en barro, ese barro que se deja acariciar para después sernos útil dónde lo necesitemos.

¿Cómo se auto presenta?

“Me presento como ceramista, siempre me sentí así, pero además en este momento soy jubilada judicial. Así que me encuentro dedicada de lleno a la cerámica.

No debo dejar de contarte que además de la cerámica, me dedico también a disfrutar de la bicicleta, de mis nietos y de viajar. Que gracias a Dios tengo salud y lo puedo hacer.

Hace muchos años que adopté como medio de transporte la bicicleta y ahora, me hago tiempitos para practicar más el ciclismo.”

¿Cómo y hace cuánto comienza el interés por lo artesanal y en particular la que realiza hasta hoy?

“Siempre fui muy interesada por lo artesanal. Desde chica me inculcaron el “estar haciendo algo”, “el restaurar, todo sirve”, el tejido, crochet. Como soy muy curiosa siempre estuve indagando y aprendiendo cosas. Ya más grande comencé a dedicarme a la pintura al óleo; hice muchos cuadros.

Al casarme y tener hijos, había otras prioridades con los niños y lo dejé .

Cuando mi hijo más chicos tendría ocho o nueve años comenzó a ir a un taller de cerámica que le gustaba. Siempre que lo iba a buscar, miraba sus piezas y conversaba con el ceramista (Alejandro Ernst).

Y ahí fue que comenzó mi interés por el barro.

Comencé talleres con el ceramista Coto Finozzi (hoy fallecido) en el Hotel Concordia, desde ahí no paré. Me enamoré del barro y de lo que podés lograr con tus manos.

Con el tiempo abrí mi taller y actualmente trabajando en lo que amo. Como te comenté antes, una tarea que estaba repartida entre la familia y el poder judicial. Ahora, familia y barro (risas) las dos cosas que más amo.”

¿Cómo lo aprendió?

“Bueno, un poco ya te contesté anteriormente; Aprendí con Coto, gran ceramista y mejor persona, un genio. Además, siempre concurro a encuentros de ceramistas acá en Uruguay y en Argentina también. En Uruguay está el Colectivo de Ceramistas que cada dos años se hace un encuentro por tres o cuatro días y ahí haces talleres, escuchas charlas, de todo para aprender siempre. Además de la práctica diaria y el juego con el barro, porque yo siempre juego.”

¿Cuándo y cómo surge el taller?

“El taller surge por la necesidad de descubrir más y la curiosidad de probar cosas que a veces yendo a un taller no podes, o porque hay otros o porque tenés un horario acotado y siempre uno quiere dedicarse más. Entonces , con una pareja de amigos amantes de las artesanías también, abrimos Él Desván, eso fue por el año 2013.”

¿Enseñar a otros como le resulta?

“Sabes que yo no le llamo enseñar. Siempre les digo a los que van al taller y tienen las mismas ganas y curiosidad por el barro, que yo no me siento con ese rol de “enseñar”, “maestra o profesora” , no. Yo les transmito lo que sé, lo que me gusta, pero siempre jugando. Eso sí, les pido que vayan con ese ánimo y surgen hermosas piezas de cada uno. Me encanta trasmitir mis conocimientos, porque en los talleres surgen charlas, surgen amistades. El barro, un sahumerio, un mate de por medio, charlas y risas. Se hacen placenteros.”

¿Dónde es el taller y qué días está abierto para ir a conocerlo? ¿Cómo hacen los interesados en tomar clases?

“El tallet, como ya te dije, se llama El Desván y está en 8 de octubre 553. Estoy los días martes, miércoles y jueves. Todo el día. La persona interesada en concurrir al curso de 2023 puede elegir el horario que le convenga dentro de esos tres días. Es una vez a la semana, durante dos horas. Solamente deben tener ganas, yo pongo lo demás.

Si quieren ver algo de lo que hago también estoy en Instagram @ange.laceramista.”

¿Cómo es el proceso de creación de cada pieza?

“El proceso de creación de toda pieza siempre comienza por el preparado del barro. Actualmente podes obviarlo porque ya viene el barro preparado. Se dan las dos opciones, solamente por cuestiones de tiempo.

Necesita un buen amasado y se puede comenzar. Tienes la cerámica utilitaria y la artística. Me gustan las dos y me dedico a las dos. Primero está la construcción de la pieza, su decoración con diferentes técnicas y por último y no menos importante, su horneado. Tengo horno a gas que trabajé durante mucho tiempo y desde hace poco, con horno eléctrico.”

¿Cuáles son las artesanías que más disfruta haciendo?

“Disfruto de todas, cada pieza es como un hijo. Desde una taza a una pieza artística. Para mí todas son obras, les dedico el mismo amor, de ahí que salen piezas únicas. No me gusta mucho trabajar en serio, me aburro.”

¿Quién ayuda en la tarea? ¿Qué es lo más difícil?

“Trabajo sola. No encuentro nada difícil. Cada paso de la pieza tiene su encanto. Por ahí te llevas sorpresas lindas y feas al momento de abrir el horno, él es el que manda (risas).”

¿Le parece que en Salto tenemos cultura de artesanos?

“Sabes que siento que no, no tenemos cultura de artesanos. Siento que no se apoya mucho al artesano, no se le da la importancia que merece a la artesanía. Pero no sólo a la cerámica, a todo aquello elaborado con las manos. Pero también creo que no sólo se da en Salto, el tema es que lo comprado es más rápido y barato. Pero cuando se dan cuenta que lo artesanal es único, por más que se haga unas cuantas piezas similares no te salen idénticas. Eso es lo lindo.”

¿Se ha presentado en ferias?

“Sí, expuse en la Barra de Maldonado, en Montevideo. He llevado a encuentros argentinos también donde se hacen exposiciones. Pero después, al tener en el mismo taller lugar para exponer siempre invito a que me visiten.”

¿Qué proyectos tiene para el 2023?

“El proyecto para el 2023 es seguir jugando cada vez más. El barro te enseña muchas cosas, sobretodo a tener paciencia, a esperar que él decida cuando secarse o dejarte seguir trabajando en la pieza. Que eso, el esperar, hoy en día es muy difícil. Que con esto ya te contesto tu última pregunta. Eso es lo que más se aprende, y los invito a que lo descubran. Al amor por lo que te da la tierra, el barro es tan leal y útil, que con él mismo después, podes elaborar tus alimentos. Y quedan tan sabroso en una olla de barro o servidos en un plato de barro.”

¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/il7z