Salteña. 39 años. Desde aquella chacra del tiempo adolescente, a este vuelo de ilusión que puede llegar...

¡La ultramaratonista, Cristina!

0
57
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/j5df

Cristina tiene 39 años. Es ultramaratonista. Esa es la definición. 

Suma dos Campeonatos Mundiales. Qatar 2016 y Francia 2019. 

En noviembre del 2022 participó  de una prueba con todas las exigencias: desde el Chuy hasta Río Grande Do Sul. Nunca antes una uruguaya participó como parte de una instancia a ese nivel.

El ultramaratón, implica 230 kilómetros, que es necesario recorrerlos en dos días, con intervalos imprescindibles, pero tan solo los necesarios. 

No soslaya de la memoria, secuencias “donde tenes que correr en caminos de pedregullo. Porque al fin de cuentas es la lucha interna con una misma, saber de qué se trata lo posible y explorar ese aliento que podemos llegar a tener desde nuestra propia mente”

Empezó a los 15 años y fue escalando en la exigencia, “porque al principio lo mío, más tenía que ver con lo estético que con lo deportivo, sin pesar de repente en una proyección de largo aliento. Hablaba en ese entonces, de sentirme bien, de evitar los kilos de más y que el cuerpo mismo se adaptara a la destreza que supone acumular tantos kilómetros. Nosotros vivíamos en una chacra cercana a Salto Grande. Ya entonces, desde adolescente salía a correr por la ruta. Si todo tiene un principio, yo diría que ese fue el principio. De algún modo, es uno descubriéndose”.

“SI EL PUEDE… ¿POR QUÉ NO YO?”

Con Cristina Da Cunha en  EL PUEBLO, la historia se va repasando, pero también la energía emocional que fluye cuando evoca a su padre, porque él enfermó de cáncer…” y yo no dejaba de comprobar su lucha para sobrevivir, por su querer la vida. Entonces me preguntaba: si él puede librar esa batalla, ¿por qué yo no puedo resistir a un esfuerzo físico?. Mi padre fallecería después, pero hay imágenes que persisten en el tiempo. Qué están ahí y viven en uno.

Como la primera vez de una prueba de 42 kilómetros. Yo le tenía pánico. Pero allá fui. Y entonces también llegué”

EL DESAFÍO DE LOS LÍMITES

Las evocaciones son puntuales y la anécdota también, como en tiempo de pandemia en que surcó….¡65 kilómetros sin parar! 

Son 10 años de Cristina en este tiempo de atleta ultramaratonista, con esas dos presencias en mundiales, que se encuadran en los capítulos auténticamente inolvidables…. 

“puede suponerse bien que es una manera de desafiar límites, o de padecer roturas fibrilares. Pero hay que controlar la cabeza y hay que superar el dolor. Y entonces seguir…seguir siempre”

Cristina Da Cunha

Mientras que ahora, el horizonte se va reportando. 

Para Cristina, el objetivo de participar en la prueba de San Pablo, donde los costos son significativos y desde  su iniciativa, el sensibilizar a empresas o colaboradores del medio para hacer frente al pasaja de ida y vuelta San Pablo, más una estadía no menor a una semana. 

Dos sponsors a determinados niveles sustentan su tiempo de competencia: quienes  aportan el gimnasio para su entrenamiento y la marca que la provee de indumentaria. 

Pero son necesarios los 500 dólares a la hora del vuelo; los 500 dólares de alojamiento. Los 1.200 dólares en total que serán a todas luces imprescindibles para contemplar el fin y convertirse en LA PRIMERA MUJER URUGUAYA EN CORRER LA PRUEBA

Desde Cristina, la ilusión que se asocia a la sensibilidad que pretende, mientras una síntesis de pensamiento no deja de fluir: el cuerpo es capaz de responder, pero la cabeza es la que debe convencerse. 

El poder de la mentalización, es un poder en sí mismo. Algo así como una llave, para abrir esa puerta: la del próximo querer.

¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
+1
3
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/j5df