La tecnología no debe ser una amenaza

0
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/ztek

Cuando se cree que a través de la tecnología resolveremos varios problemas que crean los trabajadores estamos profundamente equivocados. Encarada como hasta el momento, la tecnología está creando otro gran problema.

En la actualidad el empresario (que no es el causante de todos los males), está enfocando la tecnología a través de un concepto erróneo, profundamente equivocado para nosotros.

El empresario o patrón en la actualidad aspira a utilizar más máquinas y menos mano de obra humana, lo cual es entendible, legítimo si se quiere pues tiene derecho a hacerlo, pero profundamente equivocado.

Nos explicamos, significa que cada vez habrá menos trabajo, más mano de obra desocupada y por lo tanto el “ex” trabajador tendrá que hallar otra forma de llevar el pan a su casa. Que la tecnología siempre necesitará al menos un supervisor humano, por más “inteligente” que sea, es un argumento poco válido, porque llegará el momento que también este trabajador será suprimible.

No queremos pensar en qué forma hallarán los “ex” trabajadores para obtener el dinero que les permita alimentar y cubrir las necesidades de sus familiares. La tecnología debería servir para aliviar las tareas pesadas que actualmente hacen los seres humanos.

Aquellos que a los pocos años de jubilarse (ahora más tarde) ya no tienen fuerzas o sus físicos están tan arruinados que ya no son capaces de realizar muchas tareas, siguen teniendo necesidades. El dinero hay que conseguirlo y por lo tanto, cada vez habrá menos escrúpulos para obtenerlo. Esto y la filosofía del “hacé la tuya”, es una combinación nefasta.

No queremos empresarios cada vez más “ricos” porque habrán de aumentar su producción y pobres cada vez más pobres, porque abundará el desempleo. No justificamos esto, ni nada por el estilo. Estamos advirtiendo que se va por mal camino. La ciencia y la tecnología no debe ser usada para suprimir al hombre, sino para apoyarlo, aliviarlo y en definitiva a su favor y no en su contra.

La máquina no hace huelga, ni paga BPS, no aporta en otros sentidos y por lo tanto produce más y a menor costo. Esto es lo que se argumenta y a su favor debemos decir que el consumidor en este momento no repara en estos detalles, sino en el precio. Basta con que le ofrezcan algo más barato para adquirirlo.

Este es nuestro temor. No hay obligación de informar al consumidor cómo ni quien realiza un producto y deberíamos saberlo. El trabajo no es sólo una producción, sino que cumple un rol social y va mucho más allá lo que se ve.

A.R.D.

¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/ztek