La otra cara del Mundial

0
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/83ze
¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

Alberto Kesman

Este mundial que pasó, puso de manifiesto un montón de costumbres de medio oriente, las que muchos de los occidentales no teníamos idea. A través de la televisión, el medio que más nos mostró como es vivir en Catar, los lujos, los estadios modernos, lo distinto, estuvo en un pequeño país que fue sede de la competencia más importante del mundo. Allí, estuvo Alberto Kesman, el relator y comunicador de Canal 12 y Radio Universal, fue el décimo segundo mundial para el periodista que recibió un reconocimiento por parte de FIFA, justamente resaltando la trayectoria y experiencia y su participación en las gala del fútbol mundial.

Liliana Castro Automóviles

Kesman nos tiene acostumbrado a sus comentarios sin vueltas; frontal y directo, fiel a su estilo, nos lleva a conocer este país sin hablar de fútbol, sino de costumbres y otras realidades.

La previa

-“Antes de ir, nos dieron indicaciones, cómo por ejemplo que no podíamos mirar a los ojos a las mujeres, tampoco mirar fijamente a los hombres, que por ejemplo si viajamos en trenes debíamos ir en otro vagón, porque no podíamos compartir con los locales, en fin, fueron muchas las recomendaciones que al final muchas no coincidieron con la realidad.”

Un lugar muy seguro

-“Nos sentimos muy seguros, todo el tiempo, es más, muchas de las personas que trabajaban en la seguridad no eran de ahí, eran occidentales. Qatar tiene 300 mil personas como población y después el resto es de Indonesia y Bangladesh.

Un problema que podíamos llegar a tener era la comunicación pero no, no fue así. Lo cierto es que nos hicieron sentir muy bien. Lo que me sorprendió gratamente fue la prolijidad, el lujo, los estadios, donde hicieron una inversión de millones de dólares para que la gente se sienta bien.”

No existe la delincuencia

“-La delincuencia, el robo, la violencia no son parte de la sociedad. El que hace y comete un delito sabe que lo pagará muy caro. Entonces no lo hace y si lo hace sabe a lo que se somete. Todo se realiza en un ambiente muy respetuoso. Por ejemplo terminaba mi trabajo por razones de horario me iba muy tarde del IBC (centro de prensa), llegaba a mi casa en la madrugada sin problema. En materia de seguridad no tenemos nada que decir.”

Reconozco la buena organización”

“Fue mi décimo segundo mundial, debo decir que no fue el mejor, el más lindo, el más divertido, lo comparo con Italia 90 y México en el 86 y por ser países más futboleros claro que me quedo con estos dos que menciono. Pero no dejo de reconocer la organización de Catar.”

En este mundial pudimos apreciar que los medios uruguayos hicieron una fuerte inversión en tecnología para estar a la altura, Kesman ratificó y además destacó los avances para lograr una buena cobertura.

“-Yo te puedo hablar de Canal 12 porque es donde trabajo, los avances fueron notorios, desde el 2010 en Sudáfrica ya se veían después en Brasil también, y en esta oportunidad siento que fue la mayor cobertura, sin desmerecer lo que lograron los otros canales, lo que hicieron otros colegas, lo único que yo podía ver de los demás era que nos cruzábamos, en distintos lugares. Las repercusiones, fueron notorias, lástima la selección no acompañó, se quedó en la primera fase, pero eso es otro tema. No sé si soy exacto, más de 20 personas trabajaron durante nuestras transmisiones. El canal debió llevar grandes equipos técnicos enviados por avión un mes antes. Incluso el personal de la parte técnica del canal viajó un mes antes también.”

El alojamiento y ubicación, Master Cheff y el costo de vida.

“Tomando como referencia Montevideo, nosotros estábamos alojados en un departamento en la zona de Cordón, en el centro, una zona linda muy buena. En Catar tenés que caminar, no te queda otra, la estación de metro estaba a seis cuadras de la casa. La comunicación era muy buena, en Doha nunca nos quedamos sin comunicación, siempre con una atención permanente por parte de las personas que nos alquilaron, de paso te digo que fue un alquiler alto, muy caro. Nosotros éramos 4 conviviendo en la casa; Ernesto Farías, Martín Kesman y Daniel López Moroy. Con Martín (Kesman), no tuvimos problema en el tema gastronómico, viste que el fue el ganador de Máster Cheff, entonces nos íbamos al supermercado hacíamos los surtidos y él mismo se encargaba de la cocina. En eso sí, había una diferencia de precios con respecto a Uruguay, era un 40 ó 50 por ciento menos de lo que gastas acá en Montevideo cuando vas al súper. Eso me sorprendió para el agrado. Eso sí cuando teníamos que comer algo afuera lo que más te podía complicar era el picante en la comida.

A veces cenábamos a las 3 de la mañana, por la diferencia horaria y porque a esa hora estábamos al aire saliendo para Uruguay.

Hacíamos un desayuno fuerte, y después el resto del día donde tocara estar nos íbamos arreglando con lo que había en el lugar.”

No se toma alcohol”

“-En Catar no se toma alcohol, el Catarí no consume alcohol, sí lo hacen los extranjeros que viven Allí; tienen una licencia para comprar, sino tienes ese documento no puedes comprar, el alcohol es caro, a diferencia de la comida la que comparada con Uruguay tiene un 40 por ciento de diferencia, es más barato allá que acá, increíble.

Fue una linda experiencia, antes de viajar había muchos prejuicios, una vez estando allá la realidad fue otra.”

¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/83ze