La libertad de expresión

0
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/9p6r

La libertad de expresión, tal como lo establece el artículo 29 de la Constitución de la República y el artículo 19 de los Derechos Humanos, es a nuestro juicio uno de los valores esenciales de la democracia.
Hoy se cuestiona y discute si debe haber control o no, sobre las redes sociales. Es una cuestión válida a nuestro entender y para que quede claro, nuestra opinión es que lo ideal sería que el propio lector, estuviera capacitado para distinguir entre una información de calidad, verificada “chequeada”, como se acostumbra decir hoy y un “bolazo” que se arroja al aire (o a las redes) en forma totalmente irresponsable y por lo tanto su veracidad estará en duda hasta que se conozca debidamente sus fuentes y sus difusores.
Hoy diríamos que el lector no contribuye a avanzar en ese sentido y es usado abiertamente cuando cuándo repite lo que lee u oye, sin reparar debidamente en las fuentes.
Somos acérrimos partidarios de la denominada “libertad responsable”. Vale decir lo que establece el artículo 29 de la Constitución de la República “es enteramente libre en toda materia la comunicación por palabras, escritos privados o publicados en la prensa, o por cualquier otra forma de divulgación, sin necesidad de previa censura, quedando en su cao el autor y en su caso, el impresor o emisor, con arreglo a la ley, por lo abusos que cometieren”.
Esto significa que todo es publicable SI.
Que hay publicaciones que pueden constituir un delito SI.
Que nadie puede censurar previamente o impedir la divulgación de una idea, opinión, o pensamiento. NADIE.
Que se puede demandar cuando alguien se siente difamado o afectado por una publicación que entiende no se ajusta a la verdad. SE PUEDE.
Que este artículo debería ser conocido (como todos los que se refieren a la esencia de la comunicación social), por todos los periodistas o quienes se desempeñan en los medios de comunicación y sus responsables es esencial.
Las redes sociales son sólo una herramienta y pueden ser usadas por todos quienes tienen acceso a ellas, pero esta ventaja puede convertirse en una enorme desventaja si son manejadas por gente que no tiene ni idea de la comunicación social.
Sólo se conseguirá su desprestigio, porque lamentablemente hoy vemos que se sirven de ella para hacer mal, para dañar o incluso para delinquir, en lugar de usar sus beneficios y sus bondades y por lo tanto el riesgo es grande
A.R.D

¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/9p6r