FIESTAS TRADICIONALES

0
2
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/al09
¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

TIEMPO DE ENCUENTRO, REFLEXION , NOSTALGIA , ALEGRIA Y TRISTEZA

“Nace Jesús, renace la alegría”

Arturo Fajardo, Obispo de la Diócesis de Salto

Liliana Castro Automóviles

Como cada año, en estos días de nuestras tradicionales fiestas, entre ellas se encuentra la Navidad, hecho de profundo contenido cristiano. Motivo por el cual, una vez más, EL PUEBLO consulta a Monseñor Arturo Fajardo, Obispo de la Diócesis de Salto, para conocer su pensamiento de los tiempos que estamos viviendo y cuál es el mensaje particular para esta Navidad de la Iglesia Católica Apostólica Romana para cada uno de sus feligreses y para el resto de los salteños. Como dice Monseñor, pese a estos días complicados, donde Salto es el departamento del país con mayor índice de desocupación y donde en el mundo está en guerra en Europa con la guerra en Ucracia y en “la tierra de Jesús”, donde se está produciendo una guerra en la que están muriendo niños y gente inocente, es el tiempo en donde “nace Jesús” y por tanto, “renace la alegría” con un mensaje de paz y de esperanza.

Desde la visión de la Iglesia, ¿cómo ha sido este año que estamos terminando?

  • Ha sido un año donde hemos retomado mu-chas actividades, donde he terminado de re-correr prácticamente toda la Diócesis en la que hay muchas zonas rurales, como la zona de Colonia Lavalleja, ahí en la parroquia son treinta y un comunidades. Retomando tam-bién algunas iniciativas, algunas realidades en el campo de lo social. Usted sabe que la Iglesia lleva un colegio gratuito de gestión privada, el Francisco en Paysandú, y también lo que es Ibirapitá aquí, con el apoyo de la fundación y la presencia de la Diócesis. Creo que esas son realidades importantes. Después, como decía Carlos Real de Alzúa, Uruguay es un país de cercanías, y creo que eso es un desafío porque se ha perdido esa capacidad de vecindad y de cercanía, porque muchas veces han ido creciendo realidades de violencia, también de una fragmentación social cada vez más grande, de eso hablábamos en algún momento en un documento. Y bueno, un año electoral siempre trae rispideces y dificultades. Así que por un lado, nuestra llamada es hacia la alegría. Yo decía, nace Jesús renace la alegría, ese sería el mensaje que uno tiene que dar. No porque todo esté bien, y sabemos que Salto es uno de los departamentos del país con mayor tasa de desocupación, sabemos que hay una cantidad de dificultades, pero la fe cristiana, como siempre destaco, no es ni una moral ni una ideología sino que es un encuentro. El Papa Francisco siempre dice que en el encuentro con Jesús siempre nace y renace la alegría. En estos días, en Madrid pusieron un cartel que me parece interesante porque dice, “¿y si la Navidad fuera verdad?”, si no es verdad, todo se cae para los cristianos, pero si la Navidad es verdad, que no es un cuento simpático sino que es la verdad más profunda, que el Señor vino a nuestra vida y desde entonces la vida tiene un sentido nuevo, don-de ni la muerte ni el dolor ni el sufrimiento tiene la última palabra. De cualquier manera, creo que uno ve la violencia que ha crecido en nuestro país, ve también a nivel mundial lo que es la guerra en Ucrania, lo que está sucediendo en la tierra de Jesús justamente, y uno queda impactado por esas escenas que pensa-ba que no iban a suceder más. El fallo de las Naciones Unidas en poder contener la guerra y el sufrimiento de los inocentes, sobre todo de los niños. Sin entrar en juicios o consideraciones políticas sobre la situación, creo que lo que nos llega por la pantalla es la violencia, y en medio de eso, nace Jesús, un mensaje de paz y que es un mensaje de esperanza.
  • ¿Cuál sería su deseo personal para el 2024?
  • Yo digo que más allá de las diferencias, que tenemos muchas en lo político y en lo demás, que logremos hacer hincapié en las cosas que nos unen como nación y generar, más allá de quién gobierne, políticas de Estado en cuanto a seguridad, salud, edu-cación. El gran desafío de la patria es aque-llo que decía Artigas, que los más infelices sean los más privilegiados. Creo que esa es una lectura que podemos retomar del pensamiento profundamente cristiano de aquel que nos une como na-ción, porque creo que Artigas, más allá de las distintas banderías políticas, es como aquel que termina siendo el mejor de nosotros mismos, y que estaba profun-damente imbuido del espíritu cristiano y franciscano.

El Psic. Alejandro de Barbieri sostiene que son fechas “de cierre” que pueden causar tristeza, pero también se debe “agradecer y descansar”

El psicólogo Alejandro de Barbieri es un reconocido profesional no solo por su trabajo clínico sino por la difusión que permanentemente hace sobre diferentes temas (educación, virtualidad, adolescencia, suicidios y muchos más) mediante conferencias y libros de su propia autoría o a través de otras publicaciones académicas.

Es además una de las personas de consulta de EL PUEBLO al momento de abordar temáticas afines a su profesión. Esta vez, al estar ya inmersos en el ambiente de las fiestas tradicionales, este diario lo volvió a consultar y, pese al escaso tiempo del que dispone el profesional, accedió amablemente a intercambiar algunos conceptos.

TRISTEZA Y EUFORIA

De Barbieri coincide con que estos son momentos en que hay gente que “se bajonea” más de lo común y otras, en cambio, se exceden en las celebraciones, con una euforia casi fuera de lo normal, “como si se terminara el mundo y hubiera que cerrar todas las cosas en las que estamos”. A veces, en ese afán, las personas sienten la sobrecarga de responsabilidades y exigencias -que ellas mismas se auto imponen- y que pueden llevarlas a la sensación de fracaso y hasta de depresión.

Pero De Barbieri insiste en que “hay que separar la tristeza de la depresión”. La tristeza es hasta normal que nos invada en ciertos momentos, no así la depresión, que ya es un cuadro bastante más complejo.

“Tristeza no es depresión, este sentimiento aparece porque diciembre es una etapa de cierres, cierres de trabajos, de pareja, pérdidas, nos hace tomar conciencia del “ciclo de la vida” -sostuvo-, y también es una etapa para agradecer, y para descansar”.

LOS EXCESOS: URUGUAY SEGUNDO EN EL MUNDO EN CONSUMO DE WHISKY

En cuanto a lo planteado en líneas anteriores sobre los excesos que suelen cometerse, reflexionó el psicólogo: “el exceso es propio del estilo de vida actual, nos cuesta festejar sin una copa; Uruguay es el segundo país en el mundo en récord de consumo de whisky, primero está Francia…”, Pero a la vez advierte: “luego viene la depresión”.

En ese sentido, en el “descontrol” en que puede caer una persona por la euforia del festejo es muy importante, dice De Barbieri, “poder cuidarse en estas fiestas, es muy sano, y saber cuidar a los demás. El consumo de alcohol, hace que la persona de alguna manera se desinhiba, lo que puede generar discusiones familiares, accidentes de tránsito, etc.”.

ALGUNAS REFLEXIONES A TENER EN CUENTA

Pero además, al dialogar con EL PUEBLO, puso a disposición de este diario algunas reflexiones suyas que suele compartir en el entorno de estas fechas y que entiende importante se difundan lo más posible. Hemos seleccionado algunas:

-“Por si nadie te lo ha dicho, espero que estés orgullosa de ti. Espero que te des cuenta de lo mucho que has avanzado. Espero que veas todos los obstáculos que has superado. Espero que mires para atrás y veas todo el camino que has recorrido. Espero que sepas lo fuerte que has sido. Espero que valores tu esfuerzo y tu manera de hacer las cosas. Espero que estés orgullosa de ti”.

-“No se puede estar siempre positivo, con vibras positivas, siempre optimistas. Ojo con el optimismo mágico, con el exceso de positividad que plantea Buyn Chul Han (filósofo surcoreano). Está bien no estar bien. Tristeza no es depresión y algo importante es descansar”.

-“La vida no cierra. La pareja no cierra. El trabajo no me cierra del todo. Deja de esperar que cierre. La vida es apertura. Siempre decidimos con datos incompletos. Deja que lo que no fue, no haya sido”.

-“Brindo porque Papá Noel tenga la delicadeza de no traer todo lo que los niños pidan. Y brindo también, para que los adultos, tengan la fortaleza de no sentirse mal por no regalarles todo lo que los niños quieran. El mejor regalo es tu presencia disponible”.

“Debemos permitirnos sentir con libertad la emoción sea cual sea”

Marcela Azambuja, psicóloga
En un año bastante particular, donde la salud mental estuvo permanentemente siendo
visualizada y en la agenda pública, al llegar estas tradicionales fiestas, que para los feligreses
trata del nacimiento del niño Jesús, pero que también trata del reencuentro de la familia y de las amistades, ¿qué pasa en esas situaciones donde estas fechas nos marcan negativamente?,
donde la depresión, la ansiedad y otras posibles patologías puedan afectarnos. Para tratar
de comprender cómo opera en nuestra psiquis estas tradicionales fechas, es que EL PUEBL

  • ¿Cómo se observa desde la psicología a estas tradicionales fiestas?
  • Se supone que las fiestas de Navidad, Fin de Año, Reyes, son un tiempo de paz y de alegría, de reencuentro de las fa-milias. Una época en la que parece que todo el mundo tiene que ser feliz, pero se da la paradoja de que no todo el mun-do logra serlo. Para muchas personas son fechas muy difíciles de transitar. De hecho, se sabe que esta temporada festiva puede intensificar el sufrimiento psíquico. Justamente, en diciembre se produce un aumento de las consultas por esta causa, así como un aumento en la cantidad de intentos de autoeli-minación y concreciones de suicidios. Asimismo, se producen mayor cantidad de accidentes de tránsito y domésticos, viéndose también aumentados los epi-sodios de violencia basada en género.
  • Puede ser que para algunos sean las primeras fiestas luego de haber experi-mentado alguna pérdida en su familia. Para las personas en duelo son fechas especialmente duras. Cada publicidad, cada imagen, cada canción que evoca a los seres queridos sonrientes o a la fa-milia reunida, pueden aumentar la sen-sación de soledad. Para las personas que ya cuentan con antecedentes de malestares psicológicos o experimentan enfermedades mentales, en esta época puede sentir profunda tristeza, senti-mientos de aislamiento y de vacío, así como una incapacidad para disfrutar el estar con los demás. Las conductas habituales de celebración en nuestra cultura no colaboran demasiado en la me-jora del estado emocional.
  • ¿Y qué ocurre en esos casos?
  • Se intensifica el consumo de alcohol, y otras sustancias, generando la exaltación del estado de ánimo y la posterior depre-sión del mismo. En cuanto a la elección de los alimentos para el menú suele ser inade-cuada, teniendo en cuenta las altas tempe-raturas, especialmente en Salto. La ingesta de alimentos de alto contenido calórico, de grasas y azúcares en forma excesiva, hace que nos sintamos muy mal física, pero también emocionalmente, llegando a ge-nerar intensos sentimientos de culpa y de auto reproche.
  • Por otra parte, en esta época del año suelen producirse tensiones, desde algunas muy banales, como ser la decisión de qué hacer y con quien pasar las fiestas, hasta la aparición de antiguos conflictos familia-res que pueden despertar resentimientos y dolor en la actualidad. También puede suceder que el carácter familiar de la celebración, muchas veces le impone a algún miembro tener que compartir la mesa con alguien a quien no elegiría tener en su fes-tejo, ya sea por desavenencias, diferencias políticas o valores opuestos en cuanto te-mas sensibles.
  • Entonces, ¿qué consejos puede dar para enfrentar de una manera más tranquila estas fechas?
  • Quizás la clave sea entender que no tene-mos que estar bien constantemente y que debemos permitirnos sentir con libertad la emoción sea cual sea. Es importante res-petar nuestras propias necesidades y ser asertivos en la toma de decisiones. Esto implica poder hacer valer el derecho pro-pio respetando el de los demás. El hecho de reunirte con tus seres queridos pue-de ser un momento positivo y agradable siempre que las relaciones sean buenas. En caso de no existir un buen vínculo o la rela-ción sea conflictiva, es preferible celebrar estos días con aquellas personas con las que sí te unen lazos de afinidad y cuentan con un buen vinculo. No importa si no son familiares directos o no, es mejor para su salud emocional.
  • Pero además, siempre es recomendable tener una rutina de ejercicios y evitar el sedentarismo como estrategia de prevención y afrontamiento del estrés. Si aún no la tiene, es buena idea comenzar con una caminata diaria de forma que nuestro cerebro tenga oportunidad de oxigenarse y segregar los neurotransmisores encargados del bienestar. Unos cuarenta o cuarenta y cinco minutos son suficientes y el efecto positivo en nuestro estado de ánimo es rápidamente comprobable. Debemos también prestar atención a nuestra alimentación y a lo que consumimos en redes, tele y las lecturas que hacemos. Todas esas cosas modelan nuestra realidad y afectan nuestras emociones.
  • Valorar las pequeñas cosas diarias y los momentos de conexión. Para estar presen-te en los momentos es necesario desco-nectarse de la virtualidad y conectar con nuestro cuerpo y el momento presente. Se logra por medio de prestar atención al aquí y ahora, vinculándome con lo que está sucediendo a mi alrededor, consciente y atentamente.
  • Las técnicas de relajación y respiración abdominal son muy recomendables. Supone tomarnos un tiempo para nosotros mis-mos cada vez que nos sentimos agobiados y estresados. Todas estas acciones impli-can una ganancia importante para nuestro bienestar, por lo que sería más que interesante poder incorporarlas a nuestra vida de forma permanente.

Pae Umbanda Richard Soto de Xangó:

Creo que es un momento de la vida y del año, donde nos ponemos más sensibles y quizás más vulnerables, porque estamos colmados de recuerdos”

Año tras año, estos últimos días de diciembre son cientos de personas que concurren al templo del Pae Umbanda Richard Soto para realizarse la “limpieza tradicional de fin de año y aseguranza del año siguiente”. Este año, la misma se lleva a cabo desde el pasado miércoles 20 y proseguirá los días 27 y 28. Realmente desfilan por allí muchísimas personas durante todo el día, literalmente: “desde las 6 de la mañana hasta las 9 de la noche”, cuenta el religioso al conversar con EL PUEBLO.

En un momento de esa conversación, al consultársele qué opina sobre el significado de estos momentos tan especiales en el año, razonó:

“Creo que es un momento de la vida y del año, donde nos ponemos más sensibles y quizás más vulnerables, porque estamos colmados de recuerdos, de lo bueno y de lo otro. En estos momentos de celebración, creo que podemos agradecer lo poco y lo mucho que hemos logrado en nuestras vidas personales. Debemos agradecer desde el lugar que cada persona coloca su fe. Otros, sus deseos y sueños”.

-¿Qué le sugiere a la gente que a veces se entristece en estas fechas?

Propongo amigarnos con todo lo aprendido y recorrido. Propongo estar con nuestros afectos, nuestros amigos, y con los que deseamos y queremos estar, por supuesto sin presión. Obviamente que hay gente que se pone triste y recuerda momentos o tiempos vividos que no están más. Es aquí donde les digo que lo bueno es que se está viviendo, y que por lo tanto cada uno puede seguir sintiendo que puede haber renovación de vida.

-¿Cómo celebran los umbandistas estas fiestas tradicionales?

Los umbandistas celebramos con nuestra familia, con nuestra familia religiosa y con nuestros guías, orixás, caboclos, que nos iluminan y energizan nuestras vidas. Ofrendamos a nuestros guías y pedimos para reforzarnos, fortalecernos para seguir juntos en las luchas y en nuestros proyectos. Nos importa estar un rato en celebración, celebrando en un ritual que lo vamos haciendo con mucho placer, amor y gratitud.

-¿Para qué sirve la limpieza de fin de año?

La limpieza sirve para todo, para diferentes campos de la vida, para abrir los caminos en el trabajo, en el amor, en la casa y la familia, en las empresas, el dinero, la salud, etc…Se hace por la vida, por las verdaderas oportunidades, por la felicidad, por tiempos fértiles.

-Cuando ustedes hablan de aseguranza 2024 ya son conscientes de lo que se viene el año próximo en ciertos aspectos, ¿verdad?

Claro, el orixá que gobernará 2024 es Bará, que está ligado a temas de salud. Por ejemplo va a ser un año de temas viscerales, intestinos, riñones, hígado, páncreas, estómago… Pero también es el año de nuestras piernas, de la cadera para abajo hasta los pies. Bara también va a regir eso.

-¿Y el año que estamos dejando cómo fue?

En cambio este año por ejemplo es un año de la mente y el cerebro, la locura, la mente, todas las patologías que tengan que ver con nuestra mente y cerebro. Por eso mucha gente ha sufrido, por ejemplo, infartos cerebrales este año.

-¿Algo bueno que vislumbren para 2024?

El año que viene va a ser un muy buen año para lo empresarial, para el dinero, para la economía…Invito a la gente a que se acerque al templo, aquí en la calle Andrés Latorre 260, entre San Martín y Ramírez; que se comuniquen conmigo al 096 087 554 o al teléfono fijo 473 22031.Yo soy hijo de Xangó, esto significa alegría, danza, abundancia…Agradezco a Xangó por tanta gente que está haciéndose la limpieza y aseguranza 2024. Yo tengo Axé… (energía positiva o fuerza vital).

Brindamos expresando “Salud” mientras propiciamos la enfermedad…

La conocida Prof. Dra. Débora Sotelo (Diabetología-Psiconeuroinmunoendocrinología) habló por extenso con EL PUEBLO y fue respondiendo varias consultas. Aquí una síntesis de sus expresiones:

“Es inherente a nuestra conciencia colectiva, anticiparnos a la finalización de cada año, con celebraciones de despedida, en las que el objetivo explícito es la reunión con las personas con las que se desea compartir; sin embargo, lo implícito, anhelado y determinante de su concreción, es el consumo de alimentos y bebidas, ya sea, en recompensa al esfuerzo del trabajo, en agradecimiento por las metas cumplidas, en compensación por algunas experiencias ingratas que se hayan podido vivir en el correr del mismo, o simplemente porque “hay que hacerlo”. Sin embargo, si el objetivo real es encontrarse y conversar en un ambiente distendido con la gente con la que se ha compartido y atravesado dicho año, bastaría con una limonada o un mate y una buena conversación. En cambio, nuestro accionar, manifiesta el impulso hacia el desequilibrio y la escasa capacidad de ejercer la moderación, que favorezca que, en dichos encuentros, la satisfacción de la buena conversación, compañía y el disfrute del momento, sean el punto culminante de un año de experiencias que permitieron la evolución y el crecimiento en todos los aspectos de la vida”.

-¿Por qué cometemos tantos excesos en estas fiestas?

De los seres animales, el único que consume más de lo que necesita, es el humano. Esta conducta está instalada de manera profunda desde épocas en las que sobrevivir era su único objetivo. Sin embargo, hoy ya no necesitamos sobrevivir. Por lo cual, alimentarse hoy, para la inmensa mayoría de las personas, ya no posee la connotación de nutrirse para incorporar proteínas, hidratos de carbono, lípidos y micronutrientes que favorecerán la homeostasis, es decir, el equilibrio y el mantenimiento de la salud y fuerza física. Hoy, la comida es un medio para la canalización emocional. En otras palabras, comemos sentidos y emociones. Esta es la razón por la cual, aún un importante número de personas, considera que ofrecer agua, dentro de las bebidas presentes en una fiesta; o frutas en un corte para descanso en un curso, conferencia o merienda de trabajo, es parte de una mentalidad obsesiva o extremista que debe ser desestimada en dichos eventos. Nos excedemos porque hemos crecido desde que estamos en el útero de nuestra madre, en lo que hoy se denomina “ambiente obesógeno”; sobre-estimulados. Durante nuestra gestación, con el exceso de glucosa y otras sustancias incompatibles con la salud, circulando en la sangre de la madre, que fueron nuestro alimento durante 40 semanas. Luego, al nacer, ingresando en nuestro cuerpo, sustancias que le eran desconocidas, no propias. Sin embargo, nos acostumbramos a recibirlas y como consecuencia, a “necesitarlas”, convirtiéndose en adictivas, por lo tanto, imprescindibles para lograr esa tan requerida “sensación de bienestar”; estado que, por supuesto, no resulta compatible con la salud. Y hay otros, también importantes aspectos o factores que podría mencionar como explicación a nuestros actuales excesos…

-¿Cuáles son los errores más comunes que cometemos en el momento de la fiesta?

“Prevenirse” del posterior aumento de peso, haciendo dieta severamente restrictiva o ayuno durante el/los día/s previo/s al festejo. Esto podría provocar graves daños orgánicos y metabólicos, que no se perciben en lo inmediato, pero como consecuencia, luego, ocasionan alteraciones que sí se pueden comprobar por ejemplo en exámenes de laboratorio. Servirse e ingerir el alimento directamente de la bandeja o tabla colocada en el centro de la mesa. Esta acción impide tomar conciencia de la cantidad que se está consumiendo. Comer rápidamente dichos alimentos, ya que nos resultan en extremo sabrosos. Opinar cuando alguna de las personas con las que se comparte, manifiesta que se encuentra “a dieta”. Tanto en el caso de que se esté excediendo, evite determinados alimentos o consuma pequeñas cantidades. Si no se nos ha solicitado nuestra opinión, es conveniente no ofrecerla.

-¿Algunas sugerencias?

Erradiquemos de nuestro comportamiento el “estar a dieta”. No haga dieta. Relájese y comience a mirar su vida -su salud- como el equilibrio entre lo que recibimos y lo que requerimos. Adquirir hábitos saludables, le permitirá vivir disfrutando de hacer y comer lo que es bueno o adecuado para usted. Este es un buen momento para iniciar: Evite asistir a la fiesta con apetito o hambre. Consuma algún alimento liviano en calorías, pero que le otorgue satisfacción o saciedad como los arándanos, frutillas, tomates cherry o comunes, pepino, brócoli. Observe aquello que se ofrece. Seleccione y coloque en su plato lo que más le agrade. Una vez servido el plato, consúmalo lentamente. Si la fiesta está organizada por usted, incluya dentro de los alimentos ofrecidos, ensaladas de verduras crudas y variadas.

Evite los refrescos que aportan calorías. Prepare aguas saborizadas con hierbas naturales y trozos de frutas. La limonada natural resulta muy apetecible y compatible con cualquier plato.

Tanto las bebidas light, cero, como las comunes (las que contienen azúcar), son sustancias absolutamente dañinas para nuestro organismo. Sin embargo, si aun sabiéndolo, elige beberlas, le sugiero que seleccione aquellas que no aportan azúcar. Las bebidas alcohólicas pueden resultar contraproducentes si padece diabetes, triglicéridos elevados, hipertensión arterial entre otras patologías. Evite su exceso, bebiendo lentamente, en pequeños sorbos, colocando el vaso luego de cada sorbo, sobre la mesa. Dicha conducta determinará el consumo de una menor cantidad. Evite volver a servirse más comida, es decir, evite continuar comiendo una vez que terminó la porción servida inicialmente. No cambie su bienestar (sentirse, verse y estar objetivamente bien) por “un segundo plato de malestar”. Esta es una ocasión para recordar cuán importante es nuestra vida. Celebrémosla con conciencia de equilibrio”.

El desafío es crecer en número sin perder la identidad

Comunidad Emprendedora

Este sábado 23 de Diciembre se realizó la última feria de la Comunidad Emprendedora ya posicionada en nuestra ciudad como referencia de propuestas artesanales de varios rubros que incluye gastronomía, joyería, juguetes, prendas para niños , plantas , accesorios , indumentaria femenina , lencería , macramé , crochet , trapillo , trabajos en madera.

El grupo tiene como objetivo sumar más emprendedores con la condición de que los productos de exposición y venta sean de elaboración propia, lo que da el perfil característico a la comunidad.

Plaza de los Treinta y Tres es el lugar clásico para la feria de la Comunidad Emprendedora , aunque también concurren a los espacios y eventos a los que son invitados.

En muchas ocasiones la propia comunidad emprendedora invita a artistas locales , y otras veces son los artistas los que invitan a los emprendedores.

EL PUEBLO conversó al respecto con la emprendedora del rubro gastronómico Natalia Breventano que sostuvo que una de las expectativas principales , sobre todo en estas fechas , es llegar a más público.

“Siempre la expectativa que tenemos es llegar a más público , que más personas conozcan lo que uno hace y vuelvan, que piensen en el emprendedor en ocasiones especiales. En mi caso que hago pastelería en dos líneas de productos, para feria hago alfajores , galletitas saborizadas, tortas materas, y por otro lado trabajo línea dulce de siervicios de fiesta. La expectativa es que a la hora de hacer un regalo piensen en el grupo”

Los miembros fijos de la Comunidad Emprendedora son unos 15, pero se trabaja con invitados.

“Si bien en la comunidad somos algunos miembros fijos, continuamente le damos oportunidad a gente emprendedora , pero sobre todo artesanos, no a quienes proponen reventa. Más que nada porque el que compra quiere saber más del producto que elaboramos , entonces la base para nosotros es que lo que se ofrece sea de producción propia”

Para Natalia el hecho de ofrecer productos propios es lo que caracteriza al grupo y las personas que se acercan ya conocen ese perfil.

“Muchos integrantes de la comunidad cuentan sus historias porque cada producto tiene su historia , por ejemplo todo el proceso que lleva realizar arreglos en flores secas, entonces gracias a eso hay personas que les sigue interesando el producto artesanal “

Evaluación del año

El año 2023 y desde la apertura del puente se notó una baja en las ventas.

“Nosotros normalmente hacemos la feria el primero o segundo fin de semana del mes cuando hay dinero pero la gente estaba del otro lado , aunque notamos que después debido a las largas esperas la gente se cansó y tuvimos meses muy lindos , actualmente vemos mucha gente pero no tanta venta”

Natalia sostiene que las ventas eran más predecibles, ” hoy te encontrás conque no sabés que va a pasar. Tal vez a uno le fue espectacular y el compañero de al lado no vendió mucho , actualmente no hay seguridad de cómo se va a vender , dejas de entender el comportamiento de la gente”

El desafío

El desafío de la Comunidad Emprendedora es no perder la identidad.

“Tenemos que seguir siendo quienes somos y crecer en número sin perder lo que nos mantiene unidos y nuestro propósito , pero crecer en número por un tema de visibilidad. Está divino cuando hacemos feria con más de 20 puestos porque es mucho más atractivo a la vista”

Si bien hay muchos interesados en ingresar a la comunidad , no todos están de acuerdo conque se ofrezca los propios productos.

“Estar en la feria abre muchas puertas a la vez que recibimos invitaciones para realizar talleres de capacitación, al estar en la comunidad queda establecido como un banco de datos y allí nos llegan las diferentes invitaciones , siempre nos están notificando los cursos”

Es bueno decir que además de las ferias fijas en plaza Treinta y Tres, la Comunidad Emprendedora es convocada a diferentes eventos, por ejemplo estuvieron presentes en el reciente lanzamiento del Carnaval 2024 , participan de la Expo Salto , Expo Ovino, el día 14 pasado estuvieron en el lanzamiento de Verano Termal , como así también eventos artísticos, incluso en diferentes instancias del interior del departamento.

¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/al09