En el Día Mundial del Medio Ambiente

0
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/tbkp

El 5 de junio de 1972 (cincuenta años atrás), en Estocolmo (Suecia), el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) es reconocido como el punto inicial de esta fecha, aunque la celebración de esta fecha comenzó a cristalizarse años más tarde.
El Día Nacional del Medio Ambiente es una fecha que ha ganado trascendencia porque año
tras año, el número de países e instituciones que se suman a la celebración del esfuerzo por poner en la atención pública los grandes problemas que deben resolver los habitantes del planeta, son un indicativo de la importancia que va ganando el tema.
La incógnita radica en la velocidad, si es adecuada o suficiente para subsanar el daño que le hacemos, antes que sea demasiado tarde.
La creación de una política global para reducir el daño que se le hace día a día al planeta que hasta el momento es el único habitable que conocemos. La reducción de la capa de ozono, el abuso de los agroquímicos, la desertificación de las tierras fértiles y en especial el calentamiento global.
El 5 de junio ha sido tradicionalmente el día apropiado para tomar conciencia de la necesidad de tomar medidas irrenunciables para que el planeta siga siendo habitable, pesar de que hoy el principal enemigo para su subsistencia es el hombre.
La depredación que practica el hombre no ha tenido límites y el daño que le ha hecho y le sigue haciendo al aire, donde va todo el smog, los gases contaminantes y demás sigue sin que el hombre tome conciencia real del daño.
El agua es el destino final de todas las inmundicias de los residuos humanos. Sólo vemos lo que flota o lo que aparece en los lugares más “visibles” para los turistas.
La tierra está permanentemente acosada por la avaricia de los humanos que le someten a la acción de agroquímicos y otros “venenos” que están acabando con las tierras fértiles, los montes, la vegetación en general.
Por el momento no vemos que se le preste la atención debida a este tema y ojalá se llegue a tiempo, por las generaciones futuras y por la flora y fauna de esta nuestra casa.
Mucho más importante de lo que creemos, el Medio Ambiente está vilipendiado en estos momentos y el riesgo es el mismo que antaño. Es decir la ambición y la avaricia de los hombres que no vacilan en destruir y exterminar los recursos naturales si esta destrucción les da algún rédito.
Ojalá lo asumamos mientras haya tiempo.
A.R.D.

¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/tbkp