El Banco Hipotecario del Uruguay solicitó un informe para conocer algunas de las implicancias del proyecto de ley que presentará el Poder Ejecutivo.

0
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/6010
¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0

¿Fueron los deudores en UR del BHU los más perjudicados en los últimos años?

Un informe elaborado para el Banco Hipotecario del Uruguay (BHU) en el contexto de elaboración del proyecto de ley de reestructuración para los deudores en Unidades Reajustables (UR) de la entidad, así como del debate por la posible fusión entre la institución bancaria y el Banco República (BROU), indicó que quienes tomar créditos en UR tuvieron menos costos que si se hubieran endeudado en Unidades Indexadas (UI).

Liliana Castro Automóviles

En medio de un debate prolongado en lo que respecta a la posible solución para más de 20.000 familias endeudadas en UR —a la que, incluso, desde determinados sectores se oponen por considerar que una refinanciación para este grupo no sería algo justo—, el BHU le solicitó a la consultora CPA Ferrere un estudio con el objetivo de “realizar una evaluación independiente de algunas de las implicancias del proyecto de ley por parte del Poder Ejecutivo”.

El documento señala que, “históricamente, las tasas de los préstamos hipotecarios en Unidades Indexadas (UI, tanto en bancos privados como en el BHU) han sido más altas que las tasas de los préstamos en Unidades Reajustables. Esto responde a la relación de arbitraje entre la UR y la UI, ya que a largo plazo el crecimiento del salario en términos reales debería estar ligado al aumento de la productividad del trabajo”. Cabe recordar que la UI evoluciona según la inflación, mientras que la UR está atada a la variación en los salarios.

En el contexto socioeconómico uruguayo, en cambio, desde la creación de la UI en junio del 2002 hasta junio de este año, se registró un aumento efectivo mayor de la UR, con una tasa de crecimiento anual del 10,1% contra una del 8,7% para la UI.

Sin embargo, y aunque a simple vista podría considerarse que los deudores en UR fueron los más perjudicados, el informe de CPA Ferrere rechaza esta premisa, indicando que es necesario considerar “otras variables que inciden en el costo efectivo que asume un deudor”. En este sentido, incorpora al análisis la tasa de interés de los préstamos; el momento en que se originó el crédito y los ciclos del salario real durante la vida de los préstamos; y la evolución de la UR y UI a lo largo de la vida del crédito y el impacto de esta evolución en el reajuste de los créditos.

¿Fueron los deudores en UR los más perjudicados?

Para llevar a cabo el análisis, la consultora simuló un crédito a 22 años por un capital equivalente a 3.200 UR —actualmente, unos 5.186.912 pesos— y con una tasa de interés del 5% en UR. Para la alternativa de financiamiento en UI, simuló un crédito por el mismo monto equivalente pero nominado en UI y con una tasa del 6%. Consideró iguales los gastos administrativos para los dos casos.

Según el informe, la simulación “permite concluir que en términos generales el costo de un crédito en UR habría sido en promedio 15% menor que la alternativa del crédito en UI para las 192 ventanas temporales evaluadas, salvo en algunas excepciones puntuales en la década de los 80 y 90”.

“En el 9% de las simulaciones (17 casos de las 192 ventanas), el costo de los créditos en UR fue al menos 20% inferior que la alternativa en UI. En el otro extremo, solamente en 2 de las 192 simulaciones los créditos en UR resultaron más costosos que la alternativa en UI (créditos iniciados en enero de 1985 y octubre de 1990)”, añadió el documento.

Las implicancias del proyecto del oficialismo

Más allá del costo estimado del proyecto presentado por el oficialismo para los deudores en UR del BHU y de la Agencia Nacional de Vivienda (ANV), el cual asciende a los 590 millones de dólares totales, CPA Ferrere señaló otros inconvenientes de aprobar el financiamiento de este grupo.

Según la consultora, las “soluciones de reestructuras de créditos no previstas en los contratos y que sean percibidas por los deudores como repetibles a futuro podrían acentuar comportamientos de riesgo moral. Ello porque la condonación de las deudas hipotecarias podría crear un incentivo a futuro para que los consumidores cambien su comportamiento y tomen mayores riesgos al momento de adquirir un préstamo dada la percepción de que en caso de incumplimiento, emergerá una alternativa que suponga condonación o reestructuración de las deudas”.

Es decir que “las medidas adoptadas pueden brindar incentivos a los deudores para coludirse y cambiar su comportamiento con el objetivo de formar ‘clubes’ y buscar beneficiarse de medidas de alivio de deuda por parte del sistema político”, indicó el informe para el BHU, que también advierte posibles sesgos evaluativos de los clientes.

“Actualmente, el problema se limita a ciertos deudores en UR, pero en el futuro, bajo un escenario hipotético de aumento de la inflación y disminución del salario real, podrían surgir reclamos similares por parte de deudores en UI”, concluyó CPA.

Ámbito

¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/6010