El aprovechamiento del agua

0
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/c5fv

Salto se encuentra sobre el acuífero denominado “Guaraní”, también llamado “Boto Catú”, por los indígenas. Uno de los más grandes acuíferos del mundo.

El contrasentido es que hoy la producción hortí-frutícola y ganadera, de la que en gran parte depende nuestro país, se halla en crisis por falta de agua. La gran pregunta es entonces ¿Estamos sacando provecho de esta ubicación privilegiada con que nos ha beneficiado la naturales?

¿Estamos explotando debidamente este acuífero, sin derrochar el recurso o sencillamente estamos explotándolo sin preocuparnos por el futuro? Cuando vemos el enorme daño que está ocasionando la falta de agua en el país vemos y entendemos que no es posible que un país beneficiado por la naturaleza con uno de los grandes reservorios de agua sufra y pase necesidades por la sequía.

Cuando vemos como en las plazas del país, en los centros termales y en otros puntos del país se descarta el agua usada para el esparcimiento o sencillamente para dar una buena visión al visitante, entendemos que quizás debiéramos repensar el uso que le damos a este recurso.

Nada justifica que nuestro país sufra por la falta de agua. Nada justifica que no se hagan inversiones que en principio pueden resultar onerosas, pero a poco se enfrenten situaciones de sequía, con buenos recursos para enfrentarla, será holgadamente redituable.

Ya hemos visto lo que gasta el país en recursos económicos, humanos y materiales, cuando se desatan los incendios (muchos de ellos intencionales o por descuidos, inconsciencias o similares). ¿No será mejor prevenirlos?

En contrapartida hemos asistido también a períodos de inundaciones, donde las cosechas se pierden por exceso de agua, muchas veces torrentosas o que sencillamente cubren miles de hectáreas productivos que por mucho tiempo se vuelven desaprovechadas.

Ni que hablar de las aguas dulces que nos traen las lluvias, totalmente desaprovechadas en su mayoría, que escurren hacia el mar sin que nadie las represe al menos, salvo una pequeña parte.

Cabe preguntarse entonces sin estamos haciendo las cosas bien. Si se justifica que se sequen las plantaciones y los árboles en este país por falta de agua. ¿Es que no tenemos realmente este recurso o no lo sabemos aprovechar?

¿Se justifica que haya proyectos como el de OSE en Aratirí, para desalinar el agua del Río de la Plata, en un lugar hoy invadido por las cianobacterias?

Seguramente que no. Que esto es pensar en el corto plazo y no siempre lo más económico es lo aconsejable.

A.R.D.

¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/c5fv