Buscar caminos para que la vida sea
digna de vivirse

0
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/s8wx

En una semana varios policías fueron víctimas de robos (tres en una semana). El botín buscado por los delincuentes ha sido esencialmente el arma de fuego de estos servidores públicos y esto tiene una explicación.
Mientras no se entienda que estamos en un escenario de fuerzas muy diferentes.
El delincuente sabe de antemano que arriesga su vida y le da igual, porque el valor que le asigna a ésta es totalmente diferente al valor que da a la vida quien lo reprime y no habrá cambio posible en esta situación mientras esto siga siendo así.
Es obvio que el policía o la autoridad que reprime es esperado por su familia, sus seres queridos y ha sido educado para la vida y no para morir, dejando a los seres que más ama a la deriva.
Al delincuente generalmente nadie lo espera, no tiene familia y por lo tanto le da igual una cosa o la otra (generalmente obnubilado por el consumo de sustancias ilegales, sabe además que la única forma de ser “alguien” en esta sociedad enferma en la que vivimos, es teniendo dinero, poder u otros bienes.
En este ambiente no importa cómo lo ha obtenido, de donde proviene el dinero, sino el hecho de ostentar posición, poder o algún tipo de riqueza material.
Este es uno de los aspectos esenciales del tema, y esto explica “por qué” las armas de fuego son el botín más codiciado por estos delincuentes. No hay forma de tratar de evitarlo tomando todas las medidas necesarias, ajustando controles y las exigencias que correspondan,
Luego seguirá existiendo los robos, o el intento de los mismos, porque esta situación no es fácil de entender por quien o quienes fueron educados para la vida y no para la muerte.
Es cierto también que no todos los delincuentes han llegado ya a estos límites, pero la mayoría de ellos sí. Es cierto y celebramos los esfuerzos que se hacen para “rescatar” a aquellos delincuentes primarios y a todos los que están dispuestos a vivir otra vida y no en el ambiente carcelario.
No ignoramos que la situación tiene otros aspectos y no somos totalmente inocentes en esto.
Si estas personas han llegado a este camino es porque en buena medida la sociedad – que integramos – les ha dado la espalda y es precisamente allí donde debe apuntar cualquier medida que aspire a cambiar esta realidad.
A.R.D.

¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/s8wx