Boda Ganón Goñi – Pereira Márquez

    0
    0
    Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/6qu4

    En la Parroquia Nuestra Señora del Carmen el pasado sábado fue bendecida la boda de Pablo Enrique Ganón Goñi y María Cecilia Pereira Márquez, siendo acompañados por un nutrido grupo de familiares y amistades que con su presencia les testimoniaron su afecto.
    El templo lució una esmerada decoración en base a gerberas color marfil y liliums blancos, se las veían en el bouquet floral central sobre la mesa del altar y junto a la Pila Bautismal ubicados en doble plano teniendo como soporte una mesa alta de madera muy antigua, la parte superior estas flores se elevaban desde un cubo de vidrio, los bancos fueron unidos con cordones de seda y cada tanto en los cabezales habían bouquet de flores, siendo de mayor tamaño y con cascada de follaje los dos últimos bancos.
    A la hora señalada por el sendero alfombrado de rojo vimos pasar a la joven novia del brazo de su papá Mario Ariel Pereira, fue precedida a su paso por la pequeña Cleo Ganón Hoffmann llevando los anillos para ser bendecidos, lució vestido largo de organza blanco, con detalles de alforzones retomados cada tanto con perlitas, señalaba el talle cinto de georgette color marfil con una flor sobre el costado, en el peinado lució torzada con un grupo de flores sobre un costado, la seguían dos niñas con sus canastas  esparciendo pétalos de rosas blancas, fueron ellas Fernanda Tenca y Viviana Rangel, ellas lucieron vestidos iguales realizados en crep opaco blanco, sin mangas, con detalles al frente del corsage de puntillas, se abrigaron con estolas de piel blanca.
    María Cecilia fue muy ponderada a su paso al lucir modelo nupcial blanco confeccionado en una casa de alta costura y traído especialmente desde París, corsage straples realizado en franjas verticales combinando puntillas y organza de seda natural, desde el esbelto talle las franjas se combinaban de forma horizontal en tres alforzones y ancha guarda de puntilla estando la primera bordada en pailletes, así se iban intercalando hasta llegar a la media falda donde se ampliaba dando movimiento para formar al dorso la  traine, sobre un costado del peinado lució un lilium blanco, un grupo de ellos formaba el ramo de novia.
    En el altar la esperaban el novio con su papá Julio César Ganón y la abuela materna Beatriz Núñez de Goñi, vistió elegante vestido largo de gasa color azul con diseños de flores en un tono más claro con sus bordes delineados con hilos plateados.
    La mamá de la desposada Miriam Márquez de Pereira lució solera larga de gasa color verde musgo, bustier trabajado con drapeados encontrados, corsage bordado en pedrería y ancha faja drapeada señalaba el esbelto talle desde donde nacía la falda con movimiento, complementó su atuendo un chal realizado con piezas de pieles negras formando red, junto a ella se ubicó su esposo.
    El sacerdote oficiante Guillermo Buzzo durante la ceremonia tuvo bellas, emotivas y certeras palabras hacia los contrayentes, al momento de la lectura bíblica se acercó al ambón Carolina Magleoni leyendo la Primera Carta de San Pablo a los Corintios, posteriormente amigas de la novia elevaron las peticiones por la felicidad eterna de este hogar que se inicia.
    Finalizado el ritual en el atrio del templo la pareja recibió las felicitaciones, los novios fueron despedidos con quince minutos de fuegos artificiales, posteriormente con una recepción fue celebrado el acontecimiento.
    El sitio ubicado en la periferia de la ciudad fue decorado al estilo country, su camino de ingreso fue delineado con faroles y velas  iluminando, al llegar en el parque habían enormes sombrillas blancas con asientos de alfalfa cubiertas de telas blancas, es de destacar que toda la decoración se baso en el blanco.
    En  el salón habían dos sectores uno amueblado con sillones y puff con sus mesas ratonas decoradas con candelabros adornados con velas y liliums, también habían mesas de ocho personas tendidas con mantelería blanca y sillas cubiertas, llevaban iguales centros de mesas a los anteriores.
    Llamó la atención la mesa principal destacado este sitio con cortinados de voile, fue tendida con fino mantel de tradición familiar donde se posaba la torta de dos pisos superpuestos ubicada sobre bandeja de plata acompañaba un jarrón de plata desbordante de rosas y liliums blancos.
    La fiesta se prolongó muy animada comenzando el baile con el tradicional vals bailado por la feliz pareja, luego intercambiaron parejas con sus padres, otros familiares y amigos, posteriormente con ritmos de moda el baile se generalizó teniendo la participación de un conocido grupo musical, durante una de sus actuación con ritmos cariocas se procedió al reparto del cotillón.
    Recibió esta pareja innumerables muestras de cariño y amistad.
    Próximamente viajarán a Cancum (México).

    ¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
    +1
    0
    +1
    0
    +1
    0
    +1
    0
    +1
    0
    Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/6qu4