Antes que se inicie la polémica

    0
    1
    Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/ct3n

    Hace ya varias semanas que se ha puesto en vigencia en el país la prohibición de fabricar, importar y vender cascos protectores para motonetistas, que no hayan cumplido con la aprobación correspondiente por parte de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República.
    La exigencia, está establecida por ley a solicitud de la Unidad Nacional de  Seguridad Vial (UNASEV) según se ha señalado, debido a que se comprobó que hay un porcentaje muy alto de cascos que no reúnen las condiciones mínimas de seguridad.
    Asimismo, a partir del 1º de diciembre del 2010 no se podrá utilizar estos cascos en la vía pública.
    El hecho de que hoy la enorme mayoría de los cascos que se utilizan no cumplan con las exigencias correspondientes, responde a que en este polémico tema no hubo más remedio que llegar a una transacción.
    Se logró aprobar la obligatoriedad de su uso mediante una ley, pero no se logró imponer la exigencia de que los cascos debían ser aprobados por la autoridad correspondiente en la materia, como así lo era cuando décadas atrás lo impuso la dictadura.
    Y convengamos en una cosa, el casco protector no es una garantía de que el accidentado no sufrirá lesiones de gravedad, sino que el uso adecuado del elemento protector debido, lo que hace es disminuir las posibilidades de que las lesiones sean de magnitud. No elimina la posibilidad, incluso de que sigan habiendo accidentes fatales.
    De todas formas, siempre hemos defendido su uso, porque como lo hemos dicho, una sola vida que se salve, es motivo suficiente para exigirlo.
    Es por eso que volvemos a insistir en que las comunas departamentales, adopten los planes necesarios para lograr el recambio de los cascos existentes hoy, que en realidad no protegen nada y da casi lo mismo usarlos o no, para compartir el gasto que deberán hacer necesariamente los conductores de motos a efectos de lograr un casco adecuado, cuyo costo de por si, es muy superior.
    Es por eso que nos afiliamos a la tesitura de que de alguna manera se facilite el recambio de los cascos, para que todos los motonetistas interesados en cumplir las exigencias, tengan posibilidades de hacerlo, sin que el costo económico les signifique un impedimento para ello.
    Seguiremos insistiendo en la materia.

    ¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
    +1
    0
    +1
    0
    +1
    0
    +1
    0
    +1
    0
    Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/ct3n