Turismo bajo las estrellas

0
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/ypmc

Texto: Juan Andrés Pardo / Fotos: Fernando Ilharregui

El astroturismo, también conocido como turismo astronómico, es un tipo de turismo orientado a satisfacer los intereses de los astrónomos y aficionados a la astronomía. Se trata de una modalidad turística que en los últimos tiempos ha captado la atención de muchas personas en el mundo entero. En el Uruguay, también es una tendencia que viene en aumento y uno de los lugares más destacados para practicarlo, es la localidad de Guichón en la zona centro-sur de Paysandú. Hace unos días tuvimos la oportunidad de vivir una experiencia magnífica junto a los guías locales, Fernando Ilharregui y María Centurión. A continuación trascribimos comentarios sobre la memorable vivencia y algunas reflexiones sobre esta atractiva forma de turismo que cada vez gana más adeptos.

En la reciente Feria Internacional de Turismo que se celebra en Madrid, los propios reyes de España han mostrado su interés por el astroturismo. En Chile, la región de Coquimbo es considerada la “Región Estrella” y el turismo en esa zona del país andino tiene como producto estrella al astroturismo, ya que allí se ofrecen 42 experiencias, todas relacionadas al turismo astronómico, que van desde visitas nocturnas a observatorios a senderismo a cielo abierto y recorridos por observatorios científicos.

La contaminación lumínica es hoy por hoy una de las grandes problemáticas que atenta contra la posibilidad de ver con mayor detalle el cielo a la noche. Para Fernando Ilharregui, “la humanidad tiene un desafío respecto a la necesidad de trabajar para combatir este problema, que es el factor responsable de que 1/3 de la población mundial no conozca la vía láctea”. Agrega, con preocupación que, “es un poco triste pensar que haya niños que jamás podrán ver las estrellas como nosotros tenemos la suerte de verlas aún por estos lares”.

En los últimos tiempos en nuestro país se han desarrollado algunos cursos y capacitaciones en torno a esta forma de turismo. A nivel oficial, el Ministerio de Turismo estrenó con éxito en 2021, una serie de cursos para operadores turísticos que se repitieron hasta el año pasado. También el Instituto Uruguayo de Turismo Sustentable se sumó a la movida y conjuntamente con Centauro Astroturismo comenzaron a promocionar a fines del año pasado un curso respectivo al tema.

En el caso de Fernando, fue a través de los cursos del MINTUR, que surgió la posibilidad de profundizar sus conocimientos en el tema: “a través de la Posada Alquimia, nos inscribimos en este curso a cargo de las docentes Fabiana Guadalupe y Victoria Marinari, una capacitación que constaba de ocho clases teóricas virtuales y una clase práctica”.

Los cielos de Guichón

Fernando se dedica desde hace muchos años al turismo, ha dedicado la mayor parte de su vida al rubro inmobiliario, ofreciendo casas para alquilar a los turistas en las Termas de Almirón, ubicadas a tan solo siete kilómetros de la ciudad.

También es socio del Club Queguay Canoas, institución que recientemente conmemoró la edición de la 35° Travesía del Río Queguay, desde la cual –así como él- han surgido varios baqueanos son quienes suelen oficiar de guías turísticos recibiendo a visitantes de todo el mundo.

Siempre fue un enamorado de los paisajes que la localidad ofrece y también es aficionado a la fotografía: “cuando tenía 16 años conocí a un maestro, Gustavo Fuidio de Guichón, de quien aprendí mucho sobre fotografía y recientemente por Instagram a dos fotógrafos de Salto Uruguay, Héctor Odriozola y José Volpi, en un encuentro en Saladero de Guaviyú para fotografías nocturnas quienes nos pasaron todas las técnicas para hacer buenas fotos de cielos nocturnos”.

Junto a su compañera María, comenzaron a indagar más sobre el tema, hasta que decidieron ofrecer a los turistas la posibilidad de hacer avistamiento de cielo, interpretando astros y compartiendo reflexiones sobre los misterios del universo y a la misma vez, brindando una especie de taller introductorio sobre técnicas de fotografía nocturna. Un combo que resulta de gran interés a los visitantes.

Este cronista puede decir de primera mano que la propuesta es sumamente atrapante, no solo por la pulcritud que el cielo nocturno presenta en lugares rurales aledaños a la ciudad, sino también porque el visitante tiene la posibilidad de comenzar a descubrir una variedad de funciones que los celulares ofrecen (y que en general desconoce) con el resultado de obtener fotografías sorprendentes para guardar toda la vida.

Para lograr una gratificante experiencia, un muy buen complemento está en las aplicaciones que Fernando y María sugieren descargar a los caminantes, desde apps para ubicar las constelaciones hasta otras para aprender a usar los parámetros de fotografía de larga exposición.

Señala Fernando que, “en Guichón somos afortunados, porque tanto en la ciudad como en Termas de Almirón, con alejarnos un poco de la urbe ya tenemos cielos oscuros, indispensables para esta actividad”.

El plus en realizar astroturismo en Guichón está en la diversidad de paisajes rurales existen en esta zona. Todos con características diferentes, por un lado, bellos palmares que cuentan también con cierta mística de haber sido testigos de la batalla más sangrienta de la Guerra Grande, justamente conocida como Batalla del Palmar (1838). También se puede vivir una experiencia magnífica en la zona de la Calzada de Pérez (punto de acceso al área protegida) por donde fluye el río Queguay, o en algún otro de los tantos espacios rurales ubicados en plena Cuchilla de Haedo como “Cautiva del Arazá”, un notable emprendimiento turístico a cargo de Carlos Urruty y Carola Valdomir, también guías locales.

El turismo post-pandemia ha dejado como resultado una marcada tendencia por parte de los turistas en salir a disfrutar del turismo naturaleza y puntualmente el aire libre. El astroturismo, es en este marco, una modalidad muy atractiva que promete seguir captando aficionados.

Vale la pena vivir el espectáculo, más cuando es en lugares con tantos paisajes destacados y tanta mística como los que propone Guichón.

Por más información consultar al celular 098 386 487 (Fernando Ilharregui).

GUICHON: Verde, místico y termal

Además de las Termas de Almirón (únicas de agua salada de la región), como atractivos principales Guichón ofrece el Área Protegida Montes del Queguay, los palmares, un monumental circuito escultórico para recorrer. En todos los casos, se sugiere visitar cada propuesta acompañado de guías locales, de manera de colaborar con la comunidad local pero también hacer que la experiencia sea más aprovechable. Un evento innovador y muy atrapante para disfrutar es “Luna llena en el palmar”, una propuesta ideal para contactar con la naturaleza, recorriendo los palmares a la noche y disfrutando a la luz del fogón de comidas y músicos de la zona.

Se ofrece canotaje, pesca con devolución, avistamiento de aves, senderismo interpretativo de fauna y flora nativa y circuitos mountain bike entre otras opciones que pueden conocerse a través del portal www.guichon.com.uy

¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/ypmc