“Si las elecciones fueran hoy”

0
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/p3zm

Como bien lo decía una nota publicada ayer en página 2 de EL PUEBLO, no importa el año en que estemos, las encuestas políticas del tipo “si las elecciones fueran hoy”, están cada vez más a la orden del día.

A quienes trabajamos en medios de comunicación, es bastante frecuente también que se nos pregunte: “¿Y, cómo la ves para las próximas elecciones?”, “¿Quién te parece que gana?”. Seguramente, preguntas que vienen porque estamos en permanente contacto con diferentes actores políticos cuando acudimos a ellos en busca de una nota, lo que de paso nos facilita muchas veces acceder a ciertas informaciones “off de récord”.

No somos especialistas. No somos politólogos, ni encuestadores, ni nada por el estilo. Pero por supuesto nos gusta observar, analizar, y a partir de entonces extraemos nuestras propias conclusiones. Podemos equivocarnos, claro, si hasta los especialistas más connotados se equivocan. Y no estamos con esto “abriendo el paraguas antes que empiece a llover”, simplemente decimos que los párrafos que siguen, que muestran nuestra perspectiva actual sobre las próximas elecciones departamentales, son apenas la opinión de un mero observador, y además, mucho puede cambiar el panorama en el tiempo que queda desde ahora hasta esa instancia de 2025.

Vayamos al punto…

Lo que vemos en Salto hoy, es “una torta dividida en tres porciones”. Igual que en 2020, pero esta vez las porciones son otras. En 2020, eran: el Frente Amplio (con Andrés Lima a la cabeza), el Partido Colorado (liderado por Germán Coutinho) y el Partido Nacional (con Carlos Albisu como líder). Ahora no. Ahora las tres partes serían: el Frente Amplio por un lado, por otro una especie de Alianza entre dos sectores del coloradismo y el nacionalismo, y una tercera opción que es Cabildo Abierto (léase la entrevista a Manini Ríos publicada ayer en EL PUEBLO).

Queda además, una masa de votantes (de cantidad nada despreciable) como “flotando” en el medio, como con cierto inconformismo frente a todas las opciones mencionadas (especialmente blancos y colorados que no se sienten representados por ese acuerdo hecho solo entre dos sectores o, mejor digámoslo sin rodeos, entre Albisu y Coutinho casi (¿o sin el “casi”) a título personal. Es claro que tenemos en Salto a los que defienden a capa y espada lo que hace la Intendencia; los que defienden a capa y espada lo que hace CTM; y otra parte de la población que se muestra con cierta indiferencia, quizás descreída de los dirigentes de ambas partes…. Expliquémonos mejor: están los

que aplauden todo lo que provenga de la Intendencia, desde una fiesta en una plaza a un decreto de lo que sea (y ya se nota que votarán al Frente Amplio), los que aplauden todo lo hecho por CTM, desde un recital en el Espacio Puerto hasta la contratación de cada funcionario que hace el ente (son los que claramente votarán a Albisu o Coutinho), y los que no hacen ni una cosa y ni otra, o critican o alaban a ambas partes cuando entienden pertinente hacerlo, es decir mantienen la equidistancia hacia ambos.

Ahora bien, con este panorama, ¿quién se queda con el triunfo el próximo período?, ¿quién gana la disputa? Esa es la cuestión.

Y… va a ganar el que sea más inteligente. Y lo que vemos, hoy, es más inteligencia del Frente Amplio, de los hermanos Lima en especial. Cuidado, que se entienda bien, más inteligentes no quiere decir mejores gobernantes ni mejores personas (porque la inteligencia puede utilizarse para bien o para mal). No es de eso que estamos hablando; estamos hablando de inteligencia para exponerse ante el público, ante los futuros votantes, estamos hablando de habilidad para captar la adhesión popular. Vemos cometiendo menos errores a los Lima que a su oposición. ¡Ojo!, menos errores en sus estrategias políticas, no es que no tenga errores su gestión (que tiene miles y de las que nos hemos ocupado varias veces (falta de arreglos de calles, insensibilidad en el cobro de algunas contribuciones y mucho más). Digámoslo en términos futbolísticos: Los Lima casi no erran goles. Fíjese si serán inteligentes, saben que se enfrentarán a una coalición (o a una alianza, al menos), entonces ellos también están armando algo muy parecido: reclutar dirigentes de otros partidos. Mientras que la coalición que está del otro lado, no termina de concretarse nunca, y esa demora es un error, insistimos: hay como una alianza entre dos personas, no una coalición entre partidos. Porque ¿y el resto del Partido Colorado? ¿Y el resto del Partido Nacional? ¿Y Cabildo Abierto? ¿Por qué no participan de esas reuniones?

En cambio en el Frente Amplio sí participarán todos. ¿Sabe cómo? Simplemente votando al Frente Amplio cuando llegue el momento. Porque hasta los más anti-Lima lo van a terminar votando (a Álvaro Lima como Intendente)…. Aunque voten a otro candidato. Muchos frenteamplistas nos dicen en la calle: “A Lima no lo voto…Votaré en todo caso por Marazzano o por algún otro candidato que tengamos”; o sea, por la ley de lemas, votarán a favor que Lima (que sin dudas será el más fuerte en la interna) sea Intendente. Si serán inteligentes que Álvaro Lima está ¡en todo!. Y a los demás, ¿nadie los asesora y les dice que si pretenden un triunfo deberían hacer lo mismo? ¿Están mal asesorados? Pongamos un ejemplo reciente: la semana pasada los ex obreros de Salto Grande se reunieron con el Ministro de Trabajo; entre otras

personas estaban los diputados Albernaz y Lima; colorados y blancos nadie. Otro ejemplo: Álvaro Lima (además con varias autoridades de la Intendencia como Chiriff, Cesio…) y Rodrigo Albernaz en primera fila en el acto por el Día del Periodista, en octubre: Coutinho también estaba, pero ¡¿nadie del Partido Nacional?!

Un Partido Nacional que también, a diferencia del equipo que en esa materia tiene la Intendencia, comete graves errores en sus formas de comunicar acciones, actividades, trabajo en general. Hace cosas interesantes, abiertas a todos, pero de las que muchos no pueden participar porque no se enteran.

¿Quiere que le mencione lo que a nuestro entender es otro grueso error de la oposición en Salto? Los blancos debilitaron su propio espacio en la Junta Departamental: ediles siempre fuertes, pujantes, combativos (Facundo Marziotte o Carlos Silva por mencionar a dos), eran ediles a los que no se les escapaba nada al momento de controlar (y cuestionar), como debe ser porque esa es su función, al Ejecutivo Departamental. Hoy en cambio se los ve “distraídos” en otros menesteres: llámense Salto Grande, INJU, MIDES, o lo que usted quiera. Pero que han perdido fuerza como oposición desde la Junta, no caben dudas. ¿Y la oposición colorada en la Junta en qué está? Aparece poco, ¿verdad? Poco combativa al menos. Y los hermanos Lima de parabienes. Entendemos que quizás esos ediles ahora “distraídos”, están así porque realmente están dedicados a la gestión que se les encomendó, y no a “hacer política”, parece perfecto, pero estamos hablando de la imagen que están mostrando ante la sociedad, una sociedad que (reconozcamos, lamentablemente) hoy valora más la propaganda de la gestión que la gestión en sí, cuyos resultados a menudo no son inmediatos.

Hay una oposición en Salto mal asesorada hasta en los pequeños detalles, que terminan siendo no tan pequeños. ¿Ha visto usted últimamente en redes sociales fotos de los principales dirigentes políticos salteños? Algunos aparecen en las mejores playas del país, otros en las carreras de Maroñas, y están los otros que prefieren seguir apareciendo cuando caminan los barrios con una mochila al hombro. Hay quienes nos podrán decir, y puede que les asista la razón, que quienes se muestran entre “lujos” son auténticos, se muestran sin poses falsas, y que eso debe valorarse. Bien, pero ¿qué pensará María o José en este o aquel aquel barrio salteño, cuando ve a unos disfrutando del mar y a otros reuniéndose con vecinos del barrio? Hasta en el inconsciente de la persona trabaja eso y se traslada a cuando vaya a votar. ¿Y los asesores de imagen, etc. etc. dónde están?

Finalmente, reiteramos, por ser inteligentes en sus estrategias, no por hacer una gran gestión, si las elecciones departamentales fueran hoy, en Salto vuelve a ganar el Frente Amplio con Álvaro Lima a la cabeza.

Y dejamos planteada una reflexión: ¿Se puede ganar una elección solo por hacer una buena gestión, sin necesidad de tanta estrategia propagandística? Nuestra respuesta es Sí, se puede. Lo hizo Malaquina en el año 2000; ya venía siendo Intendente desde el 95 y se sabía que sería reelecto. ¿Por qué? Por su buena gestión. Tan así fue que en esa campaña Malaquina “largó la carrera” tardísimo, ya muy avanzada esta, se empezó recién a oír la voz del locutor Fernando Viera que decía: “Una vez más, Malaquina será Intendente”, y no mucho más, y así fue.

Claro, hoy el mundo ha cambiado, las comunicaciones son otras, y lo que juzga la gente también es diferente.

Ojalá ganara siempre el mejor gobernante; por ahora, debemos saber que seguirá ganando el que sea más astuto.

¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/p3zm