Diferencia de precios entre Argentina y Uruguay

0
1
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/5gkw

Asamblea Uruguay, Fuerza Renovadora (Alianza Progresista y Banderas de Líber) y Plataforma integrantes de Convocatoria Seregnista-Progresistas del Frente Amplio, presentan propuestas para ser considerada en atención a la situación planteada a partir de la gran diferencia de precios existente entre Uruguay y Argentina en la actualidad y que está y de mantenerse seguirá afectando gravemente la actividad económica en nuestro Salto y en todo el litoral.

Atención a la coyuntura especial del litoral uruguayo

La actual situación económica de Argentina tiene consecuencias muy negativas para nuestro país, especialmente para la nuestra zona litoral. Es además una situación que puede prolongarse en el tiempo, lo que como consecuencia traerá la desaparición de numerosas fuentes de trabajo en nuestra zona, especialmente de pequeñas y medianas empresas.

Según el IPF (Índice de Precios de Frontera) que elabora la Universidad Católica en Salto a partir del relevamiento de 30 artículos, los precios en Concordia están un 67% más barato que en nuestra ciudad, la máxima diferencia desde el 2015 en que se comenzó a monitorear los precios. Estás diferencias son mayores en algunos productos como comidas fuera del hogar, combustibles y alimentos.

Como es esperable en una situación como esta, los consumidores atraídos por la fenomenal diferencia de precios existentes, en la nafta y en varios otros consumos, los básicos que se controla en la aduana, pero también en los vinculados a la gastronomía y el turismo, tienden a abastecerse en los comercios argentinos.

Inmensas caravanas de automóviles uruguayos en los cruces de frontera son una estampa habitual desde hace varios meses.

Así por ejemplo, sólo en el trimestre abril, mayo y junio de este año (período que no es de vacaciones), cruzaron cerca de medio millón de uruguayos los puentes sobre el Río Uruguay e hicieron compras en Argentina por aproximadamente ciento cincuenta millones de dólares. Información de prensa habla que en Salto Grande cruzan unas 5 toneladas de mercadería por día.

Estos datos dejan en claro la catástrofe que se cierne sobre las empresas de Uruguay, especialmente sobre las pequeñas y medianas empresas del rubro industrial, comercial y turístico de nuestra zona. El cierre de esas pequeñas empresas traerá graves consecuencias negativas de orden económica, social e incluso fiscal.

Cierre de empresas, fundición de empresarios, aumento de la desocupación, caída de toda la economía y baja de la recaudación fiscal. Entendemos que el Gobierno Nacional debe tomar medidas urgentes para frenar esta sangría. A tal efecto proponemos dos medidas que se pueden tomar en forma inmediata. Ambas de fácil aplicación a través de las tarjetas de pagos, créditos y/o débitos, en esta zona litoral.

Baja del precio de los combustibles.

Esta medida ya se aplica, tiene demostrada su efectividad, pero con la diferencias de precios al día de hoy, aunque ya se aumentó el descuento, este no es suficiente.

Entendemos que ello es factible porque tradicionalmente el consumo de nafta es inferior al que produce ANCAP y ese excedente en años anteriores se ha vendido a precios muy inferiores al que se vendía en el mercado local. En años que la nafta se vendía a treinta pesos el litro en Uruguay, el excedente se vendió en el extranjero a diez pesos el litro. A su vez, según los últimos informes ANCAP ha tenido resultados positivos en sus finanzas.

Además entendemos que es justo, porque no sería otra cosa que hacer lo que el Gobierno dice que hace con el ajuste mensual de precios de los combustibles: llevarlo a la paridad de importación.

Subvención de precios

Asimismo proponemos en forma temporaria – mientras permanezca la actual situación- un descuento de importancia a una canasta de productos básicos que son los más adquiridos en Argentina.

Esto se puede financiar de dos formas: con el aumento que tuvo la recaudación fiscal a través de la DGI en los últimos meses , lo que significa un direccionamiento de los recursos del Estado hacia políticas focalizadas; o con la aplicación de un impuesto temporario de baja tasa a la diferencia de precio entre los históricos y los logrados en las últimas zafras exportadoras por los productos uruguayos y fruto de las condiciones de los mercados internacionales, esto es que esas ganancias extraordinarias ayuden a sostener la situación del litoral mientras no cambie la relación de precios con la República Argentina.

Para garantizar que estos subsidios no lleguen a los consumidores y evitar que las mercaderías sean utilizadas para revender en otros departamentos, proponemos que las transferencias necesarias se realicen únicamente con pago mediante medios electrónicos, de la misma forma que ya se instrumenta la rebaja del IMESI a los combustibles.

En síntesis:

Si bien somos partidarios de construir políticas de frontera multidimensionales que incluyan entre otros la movilidad de las personas y mercaderías, la complementariedad de servicios de salud, educación, las cuestiones ambientales, entendemos que esta coyuntura obliga a actuar en forma inmediata y por un plazo limitado.

No tomar medidas en forma urgente significará una profundización de la crisis económica que nos aqueja, pero además puede significar una pérdida definitiva de renta fiscal dado el inevitable cierre de las pequeñas empresas, de los rubros industrial, comercial y de servicios, en estas últimas incluimos al turismo termal.

Como señalamos esas medidas se pueden instrumentar en forma inmediata a través de las tarjetas de pago para evitar que las transferencias y subsidios no lleguen a destino y que sean exclusivas para la zona que se determine.

¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/5gkw