Cada quién su Macondo

0
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/oyk9

Por Salomón Reyes
Director y escritor

Era chico cuando escuché por primera vez la canción de Macondo interpretada por Oscar Chávez. No sólo la gente se la pedía sino que la bailaba en medio de las butacas. Chávez le había hecho un arreglo entre huapango, cumbia y bolero que le encantaba al público. De ahí, me quedé con la idea de que “El Caífan mayor” como le decíamos a Oscar, la había compuesto como homenaje a su amigo García Márquez y su novela 100 años de Soledad que por cierto, había terminado de escribir en la Ciudad de México.

Pero como el conocimiento es una estructura abierta que no conoce finales, fue necesario llegar al Teatro Solís de Montevideo en el 2023 para descubrir que la letra era del peruano Daniel Camino Díez y que ahora, esa sabrosa canción literaria, servía de base musical al espectáculo Macondo que presenta La Comedia Nacional en el contexto de esta experiencia temática y libre, que varias instituciones culturales, le dedican al universo del escritor colombiano.

Adaptar 100 años de Soledad al teatro o al cine no sólo es complicado sino inabarcable. Es algo parecido a entrar en una tupida selva y no saber dónde está la salida. Por eso resulta bárbaro que La Comedia Nacional se haya atrevido a producir el mundo macondiano sabiendo que ‘esa vaina no es pa’ cualquiera’. De esta forma, La Comedia diseña un dispositivo escénico más parecido a un puzzle performático en donde los personajes de Macondo salen expulsados del contexto novelístico y viven e interactúan en pasajes alegóricos audiovisuales que recuerdan más la estructura de los coros griegos y al teatro testimonial que a ese teatro, al que los mismos actores bardean, como teatro convencional o teatro aristotélico con principio, medio y fin. Macondo puede ser sí, un pueblo olvidado pero imposible de describir en actos o escenas.

Pero La Comedia no se conformó en producir el espectáculo de gran formato o diseñar la experiencia del parque temático con selva incluida, para el asombro de los capitalinos sino que tuvieron el tupé de invitar a creadores, artistas, docentes de arte y literatura y algunos colados del país entero para compartir con ellos la loca aventura macondiana. Así fue como el domingo 22 de octubre, varios ómnibus pasaron por varias capitales y pueblos departamentales del Uruguay a recoger a unos invitados privilegiados que pudieron vivir y cantar la epopeya de Úrsula y Aureliano Buendía en el Solís. Ver a ese grupo de creativos agolpados en las puertas del teatro, fue casi un acto de realismo mágico. Un pueblo artístico al Solís.

La Comedia Nacional vive sus mejores horas con la coordinación de Gabriel Calderón que, de haber tenido la oportunidad de sentarse con Gabo y contarle la extravagante idea de hacer Macondo en Uruguay, le hubiera puesto la mano en el hombro y le habría dicho con una sonrisita: ‘Haga nomás’ para luego levantarse e irse con su bastón, su saco a cuadros, su flor amarilla en la solapa y el revoloteo de las mariposas de Mauricio Babilonia y confiar en que su tocayo Gabriel, haría el mejor Macondo posible, el suyo.

¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/oyk9