“Hay que ser más tolerantes con la “motito”… En el actual período de gobierno ingresaron 800 funcionarios y por concurso sólo 130, según Malaquina

    0
    0
    Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/bkjl

    En el actual período de gobierno ingresaron 800 funcionarios municipales y por concurso sólo 120 o 130, estimó Eduardo Malaquina. Afirmó a su vez que en su opinión hay que ser más tolerantes con la gente que tiene “la motito” como una herramienta de trabajo y dijo también que el límite de 0,3 miligramos de alcohol en la sangre, que marca la ley actual, es una exigencia desmedida “hay que ser más tolerantes”. Malaquina también sostuvo que los créditos de la C. E., para fomentar la vitivinicultura no se manejaron exclusivamente dentro del Partido de Gobierno (debido a que tres notorios dirigentes están actualmente relacionados a esta actividad), “no hubo nada raro…” sino que “aquí todos los productores pudieron hacer ese proyecto (de reconversión). En la colonia 18 de Julio hay bastante gente que lo hizo  e incluso Stagnari hizo su plantación de 35 hectáreas que tiene en Nueva Hespérides dentro de este proyecto”, señaló.

    ……………

    Se desempeñó como Intendente de Salto durante tres períodos, y va por el cuarto gobierno de su conducción. Se sometió a las preguntas de toda la plantilla de EL PUEBLO, sin esquivarle el bulto a ninguna y sin molestarse, ante algunas que pudieran considerarse “incómodas”. Aquí un resumen de los temas que consideramos de mayor interés analizados con el ex intendente.

    1. FUNCIONARIOS
    DE LA IMS

    – ¿Entró mucha gente a dedo en la intendencia?
    – No tengo las cifras oficiales porque la pedimos y no las tenemos, pero considero que en este período de gobierno, por los cálculos que hago, entraron más de 800 personas.
    – ¿Y durante sus 15 años de gobierno?
    – No durante mis 15 años, desde el año 85 a la fecha (que ingresó este gobierno) se mantuvo el mismo nivel, 1300 empleados.
    – Pero alguno que otro entraba.
    – Cuando alguien se jubilaba…
    – Y entraba quizás algún militante…
    – Naturalmente, eso no lo voy a negar, pero le quiero decir lo siguiente, estimo que más o menos 800 personas entraron en este gobierno, no es cifra oficial, pero de acuerdo a lo que había, de acuerdo a la gente que se fue con un incentivo y de acuerdo a la gente que hoy hay en la intendencia, que son alrededor de 1800 empleados, y había 1300, quiere decir que ahí le estoy mostrando 500 empleados, más 200 que se fueron por los incentivos, más 100 y pico por jubilaciones, le estoy hablando de 800 en mis números. ¿Saben cuántos entraron por concurso o por sorteo en estos 5 años? 120 o 130…

    – ¿El resto?
    – Eso pregúntelo en otro lado, no me lo pregunte a mí.

    2. TRÁNSITO
    – ¿Usted no cree que a esta intendencia se le fue un poco la mano en materia de política de tránsito con la incautación de motos? Porque la gente ha dicho que a los inspectores se les ha ido la mano y que estas cosas antes no pasaban, ¿antes no pasaban? Y si no pasaban, ¿no se cumplía con las leyes que estaban vigentes y que el ex intendente Fonticiella dijo que tuvo que cumplir? ¿O eran más flexibles con una realidad social que era distinta y por eso no se era tan tajante?
    – Mire, yo preferiría no contestarle esa pregunta, pero se la voy a contestar. Yo creo que aquí hubo un error en los procedimientos, porque inspectores siempre hubo en Salto. Ahora, lo de inspectores y las directivas que tenían los inspectores cuando estábamos nosotros eran directivas para educar. Nosotros no le dimos a gente sin experiencia un yoqui, un pito y una autoridad que no la supieron manejar, no es un problema de los funcionarios, es una estrategia que se equivocó. Primero tendría que formarse ese personal para una función en la cual está en contacto directo con el ciudadano, y además, en la actividad represiva, no es para cualquier persona que se le puede dar un pito y un yoqui, creo que ese fue el error más importante.

    Pero además, el otro error es que no se terminaron los accidentes, y no se han tomado medidas de fondo. La central de cargas es una medida de fondo, la educación es una medida de fondo. Nosotros teníamos una escuela en la vieja estación del puerto, en la estación del ferrocarril, donde allí enseñábamos a los chiquilines. Había autitos y motos eléctricas, había avenidas, calles, semáforos, y ahí iban los muchachos con los maestros y les enseñábamos a los gurises, y muchos padres me dijeron después que eso se instrumentó, que a veces iban manejando y los hijos, pequeños, le decían, “papi, eso no se debe hacer”. Esta administración en materia educativa no hizo mucha cosa, y yo creo que ese es el déficit más grande que pudo haber cometido.

    Lo otro, lo de las motos y todo lo demás, bueno, mire, yo qué sé, nunca procedí de esta manera, ¿sabe por qué? Porque la moto es una herramienta de trabajo para la gente, ¿y sabe por qué? Porque si la gente a usted no le pagó la patente es porque no pudo.
    – ¿Es tan así?
    – Sí, es así, sí. Y hay gente que naturalmente abusa, y cuando abusa, se toman medidas, pero mire que hay mucha gente que gana $ 250 por día y que utiliza la moto para ir a trabajar a la chacra y tienen que mantener a sus hijos, y tiene que pagar la luz, el agua y todo lo demás. ¿Le queda algo para pagar la patente? Capaz que no, pero usted le saca la moto, ¿y esa gente cómo queda? Es una herramienta de trabajo.

    – ¿Y el uso del casco en forma obligatoria?
    – Mire, yo creo que es una medida que tiene por finalidad algo muy loable que es la de preservar la vida, y yo creo que en ese sentido ha dado resultado porque advierta que en los últimos tiempos, en esas situaciones de trauma en la cabeza no se han producido, el casco ha respondido, pero claro, siempre hay algún detalle, pero de cualquier forma yo le diría que es una medida que uno no la puede criticar porque además hoy es una ley. Hoy en el tránsito ya los intendentes mandamos muy poco, hoy manda la ley. El tema del alcohol por ejemplo, a mí me parece que es una medida extrema…
    – ¿Hay más alcohol y droga que antes?
    – Capaz que haya si, pero lo que yo le digo es sobre los límites de hoy, la gente no puede andar más, usted no puede ir a comer un asado y tomar un vaso de vino porque pasa los 3, antes era 8. Entonces, usted va a esos lugares y la gente se cuida y usted entonces me dice, “bueno, fenómeno, pero contratá a alguien para que te lleve y te traiga”, sí, pero no todo el mundo está en condiciones de hacerlo. Pero eso es ley.
    – ¿Hay que ser más flexible?
    – Sí, a veces sí, pero, ¿y si usted tiene un accidente?
    – ¿Entonces le da la razón a Fonticiella en algunas cosas?
    – No, no, la ley creo que está bien, pero creo que los 3 grados esos, es muy poco.
    – ¿Y sobre la motito?
    – En lo posible hay que ser más flexible y considerando los casos, porque mire que uno sabe quiénes son, aquí conocemos quiénes eran lo muchachos que hacían picadas y que abusaban. Pero, ¿cuántos son? Sobran los dedos de la mano, por eso no va a castigar al resto de la gente que a veces tienen un desliz.

    3. VITIVINICULTURA

    – Tres personas notorias del Partido Colorado se han volcado a la producción vitivinícola. Hay una versión que apunta hacia donde provinieron los fondos, se habló de la Unión Europea en determinado momento. Usted me dirá si esa versión tiene algún asidero o no, ¿esos fondos se manejaron abiertamente o se manejaron solo dentro del entonces partido de gobierno?
    – Vamos a hacer algunas precisiones que me parecen necesarias. Aquí hubo un plan de desarrollo vitivinícola del INAVI (Instituto Nacional de Vitivinicultura), creado por ley, con un fondo del MGAP, que fue lo que hicimos nosotros como dirigentes políticos viviendo el resultado exitoso que tenía el vino tannat en el mercado mundial.
    ¿Qué fue lo que hicimos? Hicimos una propuesta a la gente para que invirtiera en la vitivinicultura. Pero le traigo a colación otro detalle, que es bueno que la gente lo recuerde, fue en el momento en el cual la citricultura estaba pasando una crisis muy grande con el corte de árboles debido a la cancrosis, y eso iba a llevar a que había una cantidad de gente que se iba a encontrar con que se desmantelaba su plantación citrícola, ¿y para dónde se orientaba?.
    A pesar de todo eso nosotros, y esto lo digo con total autoridad, fuimos los que hablamos con el Dr. Sanguinetti y con el ministro Gasparri (Ganadería), desde el día que asumimos nosotros el 15 de febrero (1995) le dijimos que a partir de ese día no se nos cortaba un árbol más en Salto, y no se cortaron más árboles, y se siguió un procedimiento completamente distinto de preservación y de trabajo con los ingenieros –que trabajaron muy bien-, y hoy Salto sigue con su citricultura, no solo a aquel nivel sino creciendo muchísimo más.
    Entonces, aquí no hubo absolutamente nada raro, aquí todos los productores pudieron hacer ese proyecto. Stagnari por ejemplo, hizo el desarrollo de sus 35 y pico de hectáreas que tiene aquí en la zona de Nueva Hespérides. O sea, eso fue un proyecto que vino a través de una ley. Además hubo otra cosa, que simultáneamente con todo eso se dio, la versión que lo que mejora la salud del corazón es el vino tinto, y sobre todo el tinto que tiene tanninos, no es cualquier tinto, y tiene tannino el tannat, y el mejor tannat que hay en toda la región se produce en Salto.

    – De esa posibilidad de convertirse a la producción vitivinícola, ¿conoce a alguien más además de Stagnari y de estas tres personas cercanas notoriamente al entonces partido de gobierno que hayan accedido al crédito o subsidio que se otorgó en Salto?
    – Sí, hay bastante gente. Yo le diría, por ejemplo, si usted va por la zona de la Colonia 18 de Julio, hay bastante…
    – ¿Con bodegas incluso?
    – No sé si con bodegas… sí hay algunas personas que tienen bodegas, y también hay de las que elaboran vino casero, no?.  Es muy común, las bodegas familiares.

    4. PÉRDIDA DE
    VOTOS DE LISTA 1

    – En las pasadas elecciones en las que usted no pudo ser candidato a repetir en la intendencia, ¿entiende que la magra votación en el 2005 del Partido Colorado se debió a la pérdida de liderazgo ante su ausencia?
    – No, yo no lo analizo así. Lo analizo como que el partido sufrió la crisis más grande que hubo seguramente en los últimos 40 o 50 años. Después de la del 30, creo que la crisis más grande fue la del 2002, Batlle fue el receptor de todo el apocalipsis, desde la época de la aftosa, que la gente no lo tiene en cuenta, que no se pudo movilizar ganado durante un año, no se pudo vender ganado, no se pudo comercializar. Es como si una persona que tiene tres o cuatro empleos pierde el principal empleo, entonces hubo que recuperar todo eso, y eso influyó incluso en las arcas municipales porque el productor agropecuario no podía pagar la contribución, porque no había venta de semovientes. Entonces le diría que esos fueron aspectos que incidieron en la opinión pública.

    Hay otra cosa que no podemos dejar de analizar, el Frente Amplio ganó este partido, la gente quería ver cuál era el resultado de un partido político que venía creciendo año a año y que hacía propuestas interesantes, propuestas que popularmente pegaban bien, y yo creo que eso fue lo que decidió a la mayoría de los colorados y de los batllistas a votar al Frente Amplio, digamos las cosas como son, aquí el Frente Amplio se llevó 17 mil votos batllistas de la Lista 1. Si ustedes miran los números de la elección del 2000 y la del 2005, ustedes se va a dar cuenta que el Partido Nacional se mantuvo estable entre los 24 y 26 mil votos, en cambio creció el Frente Amplio de 14 pasó a 30 y pico y bajó el Partido Colorado de 30 y pico a 17 mil, yo creo que está en eso.

    La opinión pública es muy volátil, ya se acabó aquella época de tradicionalismo donde la gente seguía ciertas corrientes, pero no es solo acá en Uruguay, ocurre en todas partes del mundo, es por la informática, el conocimiento, las propuestas, el mundo que avanza, la gente se preocupa por lo que va a pasar dentro de 5 o 10 años, 15 o 20, y quien enfoque las cosas de la mejor manera posible, ese es el que va a ganar la elección.

    – ¿Eso llevó a que ustedes cambiaran de postura? Es decir, ¿que tanto el partido como los tradicionales candidatos cambiaran un poco esa postura de estar encima de todo y de tener que bajar al llano?
    –  Mire, yo creo que lo que ocurrió es que además aquí el Partido Colorado perdió dos referentes importantes, por propia iniciativa de ellos, el Dr. Sanguinetti se retiró, no quiso tener más actividad política, el Dr. Batlle hizo lo propio, que fueron referentes en los últimos 30 años dentro de lo que es el batllismo. Aparecieron figuras nuevas como la de Bordaberry, el partido se renovó, el Partido Colorado y el batllismo fue el que más se renovó íntimamente, y yo creo que siempre tenemos que sacar una lección de los hechos políticos, la política es muy dinámica y creo que algo de eso pudo haber ocurrido.

    5. OBRAS QUE HARÍA
    – ¿Podría decir una medida de Fonticiella que usted piense dejar inmediatamente sin efecto en caso de ser nuevamente intendente?
    – Yo le voy a decir algo que voy a hacer, no algo que voy a dejar sin efecto. Hay que poner en funcionamiento Obras. Hay maquinaria, hay camiones, hay empleados y hay que arreglar toda esa caminería y en la ciudad, hay que terminar de hacer saneamiento, hacer cordón cuneta y bituminoso. Estuve los otros días en la calle Boycuá y en el Cerro donde el cordón cuneta y el bituminoso no se ha realizado. Creo que hay que darle más importancia a la organización.
    – ¿Ha recorrido la campaña?
    – Sí, hay lugares donde nunca entró una máquina, solo le digo lo que me dice la gente. Le digo, si asumo la intendencia el 9 de julio, el 10 Obras cambia su perfil, y se van a destinar absolutamente todos los recursos para mejorar porque eso es competencia de la intendencia. Advierta que la caminería, sobre todo la rural, es donde sale la producción y entra la salud, dos temas importantísimo. Yo viví la época, ustedes son muy jóvenes, en que había que tener un avión ambulancia para traer a la gente, después se arreglaron los caminos, hay un plan intervial y el municipio no lo cumplió, no llegó ni al 50% de lo que tenía asignado perdiendo 8 millones de pesos, no lo digo yo, lo dice el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, creo que ese es un déficit que naturalmente nosotros vamos a tomar medidas al otro día, no le quede ninguna duda.

    …………

    ¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
    +1
    0
    +1
    0
    +1
    0
    +1
    0
    +1
    0
    Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/bkjl