¡Que se haga!

    0
    0
    Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/6mgz

    A juzgar por las “sensación térmica”, diríamos, para utilizar un término muy difundido en los últimos tiempos, la disposición de los legisladores para buscar acuerdos, para tratar de hallar vías adecuadas y establecer políticas de Estado, en los grandes temas que se han identificado, como salud, vivienda, seguridad, energía, medio ambiente, parece estar dada.
    Sin embargo, esta “película” ya la hemos visto antes y lamentablemente vimos como todos los planes en este aspecto se frustraron, todos los caminos se bloquearon, sucumbiendo ante los dogmatismos y la intolerancia que predominó y mostró que lamentablemente seguimos siendo un país donde cada quien mira su chacrita, antes que nada.
    Los grandes temas son relegados. Los proyectos “no andan”, si no los propone nuestro sector, o nuestro partido y de acuerdo a nuestros intereses, esto rige para todos los partidos, lamentablemente.
    Las estrategias son diferentes, cuando no hay voluntad de respaldarlos, se los “ningunea”, se los “cajonea” o se les pone palos en la rueda de todas formas.
    Así ha sido hasta ahora. El hecho de que no haya habido acuerdo en el gobierno anterior dejó a los uruguayos sin el contralor de la oposición y al oficialismo sin la mayoría especial necesaria para relevar de sus cargos a miembros de la Corte Electoral, por ejemplo, que vienen incluso alguno del período dictatorial.
    ¡Inadmisible!, pero cierto.
    No creemos que esta situación en definitiva deje contento a quienes la han hecho posible, porque se da de patadas con la democracia, que no hay sector ni partido político alguno que no la invoque a los cuatro vientos.
    Sin embargo, la situación de la Corte Electoral, donde no se ha respetado la representatividad de la voluntad popular, es absolutamente insostenible.
    Hay ministros de la Corte Electoral, que ocupan el cargo hace 20 o más años. Son casi vitalicios.
    Por eso, escuchar las “buenas intenciones” al menos de los legisladores que han asumido por estos días, nos lleva a pensar en una realidad distinta, en un órgano de representantes del pueblo más maduro,  que anteponga los intereses de toda la población antes que los suyos propios.
    La presencia allí de la mayoría de los líderes políticos de mayor peso en la ciudadanía en estos momentos,  lleva a pensar de que esta vez están dadas las mejores condiciones para llegar a los entendimientos básicos.
    Por lo menos no deja de ser una linda ilusión.
    El tiempo dirá si es posible transforma la en realidad o si seguiremos en la frustración.

    ¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
    +1
    0
    +1
    0
    +1
    0
    +1
    0
    +1
    0
    Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/6mgz