Turismo: el desafío es a agrandar la torta

    0
    0
    Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/tlin

    Aunque no se haya manejado aún en esferas oficiales el cierre del centro termal concordiense, una empresa que permanecía en manos privadas, no puede pasar desapercibido para el sector turístico regional.
    Si bien una evaluación tan rápida como superficial puede sostener que la caída de esta empresa que de alguna manera representa cierta competencia para las termas uruguayas, podría beneficiar a las termas salteñas, entendemos que una visión de este tipo, resulta equivocada.
    Limitando nuestra visión a la repercusión que podría tener este cierre para nuestros centros termales. Creemos que no siempre el cierre de un competidor resulta beneficioso para quienes están en las proximidades, no sólo porque hay otros competidores, sino porque si la oferta no es diversificada y completa en cuanto a los requerimientos de los usuarios, se corre el riesgo de perder consumidores, en lugar de ganarlos.
    A nuestro entender sería erróneo “leer” como favorable a nuestros intereses el cierre de las termas de la vecina Concordia. En primer lugar porque si baja el atractivo de Concordia, captará menos visitantes y en alguna medida estos visitantes se trasladaban algunos de los días de su estadía a nuestra ciudad. Pero además, los estudios indican que hoy la principal competencia para las termas salteñas no está en Concordia, sino un poco más allá, en Chajarí, donde se han hecho y se siguen haciendo inversiones importantes y es el centro turístico de la región que hoy muestra mejores números.
    Los centros termales uruguayos deben seguir apuntando al desarrollo en calidad. Ofrecer mejores servicios, diversificar la propuesta, atender los puntos flacos que desnudan los estudios realizados en cuanto a entretenimientos y sobre todo trabajar en el desarrollo de atractivos que no tiene la competencia y que en definitiva permitirán ofrecer servicios o atractivos complementarios para el turismo termal.
    Hay que tener muy claro que la apuesta que puede ayudarnos a crecer va de la mano de la posibilidad de traer más gente y no de restar visitantes.
    El cierre de las termas de Concordia no será beneficioso para Salto de ninguna manera, todo lo contrario, porque quien viene a Concordia viene a Salto y viceversa.
    Pero además, todos los estudios que conocemos en materia de desarrollo turístico aconsejan trabajar en conjunto, armonizar los intereses y ofrecer “paquetes” al visitante.
    Si sólo miramos nuestra chacrita y pretendemos traer al turista “atado” a lo nuestro, nos estaríamos equivocando muy feo.
    La cuestión no es repartir la torta sino saber hacerla crecer.

    ¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
    +1
    0
    +1
    0
    +1
    0
    +1
    0
    +1
    0
    Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/tlin