Somos o no el “lavadero” de la región

0
1
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/2py0

Que el Uruguay es actualmente un “lavadero” de dinero del narcotráfico que la actual legislación del país se presta para ser “lavado” y volcado entre otros al mercado inmobiliario del Sur y Este del país no debiera sorprender a nadie, ni nadie debiera ofenderse por esto que se ha sostenido desde el vecino país,

Lo que realmente nos sorprende es la concepción del actual presidente argentino sobre las personas con muchos dinero que han logrado sacar el mismo hacia otros países o “paraísos fiscales”, a quienes la legislación anterior del vecino país puso un freno llegando a considerarlos verdaderos delincuentes, porque de esta manera lograban evadir el pago de impuestos correspondiente al capital que manejaban.

Pero Javier Milei ahora les considera verdaderos “héroes”, porque evitaron lo que él considera una usura y un abuso de poder, eludiendo el pago al sacar su capital hacia otro país.

Convengamos una cosa: el Estado no produce dinero alguno por la sencilla razón de que no tiene otras formas de hacer frente a sus presupuestos que no sea mediante el apoyo del a ciudadanía que paga sus impuestos.

Si se considera que estos son abusivos o injustos no es esta la forma de combatirlos o lograr un cambio de concepto. Explicado esto, digamos que difícilmente podríamos considerar a esta evasión como un acto de heroísmo. Más bien no afiliamos a la tesis europea y de algunos otros países que considera estas acciones como un verdadero delito y por lo tanto quien los comete es procesado.

Que en el Uruguay hay muchos de estos capitales argentinos, nadie lo puede negar. Es que los límites que existían al ingreso o el porte determinados capitales, fueron “alivianados”, al punto que hoy nadie tiene justificar por qué maneja cierto capital, o de donde proviene éste.

¿Ha sido un error o un acierto? Por una parte se alega que los límites que se habían impuesto eran demasiado estrictos y ningún inversor de sumas importantes para el país estaba dispuesto a cumplirlos.

Por otro lado sabemos que los grandes capitales hoy no son todos “limpios” y por lo tanto es importante que sepamos de donde provienen. Lo que no podemos obviar es sentirnos ofendidos cuando alguien sostiene que el Uruguay se ha convertido en el lavadero del a región, sobre todo cuando se lo dice con argumentos con razones.

La forma de desvirtuar afirmaciones como las que nos ocupan es investigando y para ello se requieren algunas acciones concretas, no palabras.

A.R.D.

¡Ayúdanos! ¿Qué te pareció este artículo?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
Enlace para compartir: https://elpueblodigital.uy/2py0